15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Quim Torra no cumple su soez amenaza y no suelta casi "nada" delante del juez

El presidente de la Generalitat ha comparecido en el juicio por los lazos amarillos y aunque no ha cumplido con su desagradable amenaza, sí que ha reconocido que desobedeció a la JEC.

El presidente de la Generalitat catalana Quim Torra, no ha cumplido con la desagradable amenaza que profirió cuando demostró su altura como político al asegurar que no sabía "como me irá hoy pero comí un plato de butifara con alubias bastante consistente y que depende de sus preguntas que vaya a ir por un sitio o por otro".

Sin embargo, sí que ha acudido al proceso contra él por presunta desobediencia por la colocación de lazos amarillos para solicitar su anulación del mismo ya que considera que el juez no es imparcial, alegando también vulneración de la presunción de inocencia: "Tienen una oportunidad histórica de salvar el sistema democrático", ha dicho.  Algo que el juez ha rechazado, al igual que ha rechazado todas las cuestiones previas planteadas por su defensa, argumentando que ya se habían planteado anteriormente y que el tribunal ya les había dado respuesta. 

Además, Torra al preguntársele si incumplió la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar lazos ha reconocido que "sí, la desobedecí. Era imposible cumplir una orden ilegal". Según el presidente, la Junta Electoral Central (JEC) "no es un órgano superior jerárquico" a él y no tenía competencia para ordenarle retirar de la Generalitat los lazos y otros símbolos.

 

En su declaración como acusado, en que solo ha respondido a su abogado Gonzalo Boye, Torra ha defendido que cumplió su deber como presidente de la Generalitat de defender "los derechos y libertades de los ciudadanos".

Por su parte, la letrada Isabel Elbal, ha lamentado que el instructor de la causa valorara los hechos en un auto que debería "haber sido objetivo" y ha asegurado que la sala "está contaminada" porque el presidente del tribunal, Jesús María Barrientos, y la magistrada Mercedes Armas fueron quienes admitieron a trámite la querella de la Fiscalía.

Torra se enfrenta a una petición de condena de 20 meses de inhabilitación por haber desobedecido la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar los lazos amarillos, la pancarta a favor de la libertad de los presos y otros símbolos de los edificios públicos de la Generalitat.

Comenta esta noticia
Update CMP