11 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marlaska desafía a las víctimas y premia a tres etarras por la puerta de atrás

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La AVT ha pedido una entrevista con Interior para que le explique la política de acercamientos de los asesinos. Pero el ministro, antes de atender la petición, les ha vuelto a desoir.

El ministro Marlaska acelera en su política de beneficios a los presos etarras, en línea con la exigencia institucional del lendakari Íñigo Urkullu, y en línea también con los acuerdos parlamentarios del PSOE con Bildu.

Esa aceleración ha llevado consigo en las últimas semanas varias novedades: se ha acercado al primer terrorista a una cárcel del País Vasco, se ha concedido ese beneficio a reclusos que no han pedido perdón a sus víctimas; y entre los premiados se encuentran dos terroristas que participaron en el secuestro del funcionario José Antonio Ortega Lara y en el asesinato del concejal de Sevilla, Alberto Jiménez Becerril y su esposa. Dos de las acciones de ETA que mayor indignación provocaron entre los españoles.

Estas dos últimas decisiones han provocado la rebelión cívica de las dos principales asociaciones de víctimas, COVITE y la AVT. Este último colectivo ha exigido incluso una reunión urgente con el ministro del Interior. Pero, en una claro desaire, antes de esa cita, Fernando Grande Marlaska ha vuelto a las andadas pese a la indignación y el dolor expresado por las víctimas.

Y así. el Ministerio del Interior ha autorizado este martes la progresión de grado y el traslado directo al País Vasco de otros tres presos de ETA con delitos de sangre: Sebastián Echaniz Alcorta, Jesús Martín Hernando y Oier Urrutia González.

Sebastián Echaniz  ingresó en prisión el 21 de diciembre de 2002 y cumple una condena de 30 años por varios asesinatos, atentado, robo con violencia y utilización ilegítima de vehículo de motor.

El Tribunal Supremo confirmó su condena en 2006 por participar junto al comando Vizcaya en el asesinato en 1981 del guardia civil jubilado Joaquín Gorjón González en Basauri (Vizcaya). También fue condenado por matar a teniente coronel del Ejército Ramón Romeo Rotaeche en Bilbao en 1981, entre otros atentados.

Jesús María Martín Hernando, alias Txus, fue condenado por colaborar en el asesinato del exsargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea en 1993. El tercer etarra, Oier Urrutia, ingresó en prisión el 5 de abril de 2009 y cuenta con una condena de 14 años por pertenencia a organización terrorista y depósito de armas y municiones.

Comenta esta noticia