02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

De villano a héroe: la afición corea el nombre de Piqué sin mirar al pasado

Ni la curiosa imagen de Rajoy que se hizo viral al principio del encuentro eclipsó los golazos de Morata y Nolito. Este último sorprendió a Casillas con un gesto de complicidad inolvidable.



La grada española en Niza ardía en deseos de volver a ver a los nuestros dando la lección de fútbol a la que nos tienen acostumbrados. Un Iniesta más enchufado que nunca reivindicó su sitio en el "once" con varios toques de magia de esos que no entran en las estadísticas y es que la justicia para Andrés tiene poco que ver con carreras interminables y mucho con pases de babero, de esos con los que se te cae la baba durante un buen rato. La UEFA lo vio y repite como "Mejor jugador del partido" aunque para la afición española desplazada a Francia hoy solo había un rey: Piqué. 

Como si nada hubiera pasado, los pitos se convirtieron en alabanzas y es que si hace falta que La Roja gane con gol del catalán Gerard, que así sea. No hubo suerte esta vez porque Morata y Nolito acapararon la portería turca y sumaron al marcador un 3-0 que supo a gloria. La misma que le quiso brindar con su gol de estreno el jugador del Celta a Iker Casillas, aunque éste de nuevo vio el encuentro desde el banquillo.

En un gesto cómplice, Nolito corrió hacia la zona técnica para fundirse en un eterno abrazo con el guardameta de España con permiso de De Gea, que por cierto crece en confianza con cada partido. 

Lo contrario le ocurrió al héroe moral de la selección turca,  Arda Turan. La pitada de su afición cada vez que tocaba el balón le bajó los ánimos y solo levantó la cabeza para escuchar el clamor de los españoles, que se acordaron de que eso de ser del Barcelona le hace un poquito de los nuestros. Al final del encuentro, Busquets, Piqué, Iniesta y Jordi Alba se acercaron a consolarle y a recordarle que volverá a ganar, eso sí, con el Barça.

España pasa a octavos de final con la incertidumbre de saber si se enfrentará o no a la Croacia de Rakitic, Modric y compañía porque la UEFA ha sido tajante después de que la afición croata provocara peleas y lanzara bengalas al campo en pleno partido. 

Al parecer el que se lo ha pasado bomba viendo el encuentro ha sido Mariano Rajoy. Desde Tenerife publicaba una foto en las redes sociales que se hizo viral durante los primeros minutos del cruce por una broma de esas que solo entienden los tuiteros. En la imagen aparece el propio Rajoy con su equipo de campaña junto a las mesas vacías de la terraza. ¿Sin consumir?, preguntaron los usuarios de la red social y rápidamente reaccionó el Partido Popular con otra foto para explicar que en ese instante la comanda estaba de camino. 

Comenta esta noticia
Update CMP