17 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las ventas de las grandes empresas se ha frenado en seco con Sánchez

La Agencia Tributaria ha constatado ese preocupante freno en los resultados comerciales de las firmas más importantes, nada más producirse la moción de censura.

La llegada de Pedro Sánchez a Moncloa se ha notado en el balance comercial de las grandes empresas del país. Y no lo dice la oposicion sino organismos oficiales de toda solvencia.

El Informe de Ventas, Empleo y Salarios de la Agencia Tributaria confirma que la facturación doméstica de nuestras grandes compañías creció un 2,8% en 2018, un 10% por debajo de los niveles alcanzados en 2017. Esta tendencia se acentuó con el paso de los meses, coincidiendo con el cambio de gobierno que desalojó de La Moncloa a Mariano Rajoy y aupó a la presidencia a Pedro Sánchez.

La Agencia Tributaria advierte que "el crecimiento de las ventas totales se fue moderando a lo largo del año". Así, "las ventas de bienes y servicios de consumo mostraron una tendencia de estabilidad en la primera parte del año, pero giraron a peores resultados en el tramo final del ejercicio". Esta deriva confirma el enfriamiento que ha experimentado la economía española en el segundo semestre de 2018.

En cuanto al mercado de trabajo, la contratación de las grandes empresas experimentó también un empeoramiento paulatino de sus resultados. La Agencia Tributaria constata que, "de acuerdo con los perceptores de rendimientos del trabajo, indicador fiscal que aproxima la evolución del empleo asalariado, la contratación anual aumentó un 3,1%, frente al 3,6% de 2017".

Peores datos en salarios y exportaciones

Igualmente decepcionante es el comportamiento de los salarios abonados por las grandes empresas. En el primer trimestre del año, la retribución de los trabajadores de las mayores compañías del país aumentó un 4,2%. Sin embargo, esta cifra se desaceleró durante todo el ejercicio, hasta cerrar el cuarto trimestre en una tasa del 3,6%.

El contexto exterior también constata el deterioro del entorno macroeconómico en nuestros principales socios comerciales. Las exportaciones, que subieron un 5,2% entre enero y marzo de 2018, terminaron cerrando el año en un mediocre 2,9%. Las importaciones también fueron a menos: 3% en 2017 frente a 2,2% en 2018.

 

Comenta esta noticia
Update CMP