18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La ministra Montero, sobre las cartas amenazantes de Hacienda: no es para tanto

La titular en funciones del ministerio tacha a pequeños empresarios y autónomos de "susceptibles" y dice que la misiva que se les ha enviado solo es informativa para que se "autoregulen".

Pequeños empresarios y autónomos están de uñas con la nueva campaña que ha lanzado la Agencia Tributaria (AEAT). Hacienda está enviando cartas a las pymes con una facturación que considera anómala de acuerdo a la media del sector, advirtiéndoles, además, de que vigila sus cuentas y cobros con tarjeta, lo cual ha sido percibido por los afectados como una amenaza nada velada. La respuesta no se ha hecho esperar. Pymes, autónomos y asesores fiscales han reclamado a Hacienda que paralice esta campaña y exigen un derecho de réplica o defensa. Pero desde el Gobierno se asegura que todo es una exageración.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha asegurado esta semana que la carta remitida por la agencia a pymes y autónomos avisando de "inconsistencias" tributarias no es "amenazante" como denuncian algunas organizaciones de estos colectivos, sino que solo busca que se "autoregulen", por lo que cree que no es para tanto y "no hay que ser susceptibles".

"Una carta nunca es amenazante cuando lo que se trata es de poner en conocimiento de la empresa cómo se está comportando su facturación respecto al resto de empresas del sector", ha apostillado Montero.

 

La titular de Hacienda ha explicado que la AEAT envía estas cartas con los objetivos de que haya autoregulación por parte de las propias empresas y comprueben que los datos transmitidos son los correctos y no hay "ningún tipo de error", así como para hacer frente a sus deberes tributarios, con el fin de que "los que pagan los impuestos religiosamente no se vean perjudicados porque haya otros negocios que no lo hacen", ya que supondría "competencia desleal y merma de ingresos para el bienestar de los ciudadanos".

El "pellizco" al recibir una carta de Hacienda

"Perseguir el fraude fiscal es una tarea imprescindible por parte de la AEAT", ha remarcado Montero, quien ha defendido que si esta iniciativa de enviar cartas supone estandarizar la actuación de la Agencia Tributaria, permite liberar recursos para perseguir a los grandes defraudadores "y se consigue el tercer objetivo".

Por ello, considera que "no hay que ser susceptible" ante la recepción de estas misivas por parte de la Agencia Tributaria, aunque ha dicho comprender que cuando se recibe una carta de la AEAT dé "cierto pellizco" al pensar que se pueda estar no conforme con las obligaciones tributarias.

"Esa no es la carta, la carta es poner en conocimiento una información que no tienen, que es que con la comparativa con la competencia, están facturando por debajo de negocios similares de su entorno y a partir de ahí, que se autoregulen y vean si realmente la declaración que hacen es correcta", ha incidido. Si lo es, "no tienen nada que temer porque no hay ningún otro elemento que se vaya a poner en marcha, solo es un conocimiento de autoregulación y para que las propias empresas vean si ha habido algún error, si no lo ha habido, perfecto, no pasa nada", ha zanjado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP