29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Echenique se lanza a por Amancio Ortega en su defensa el impuesto a los ricos

Pablo Echenique, en el Congreso de los Diputados

Pablo Echenique, en el Congreso de los Diputados

El portavoz de Podemos ha vuelto a incidir en uno de los muchos desencuentros del Gobierno de coalición utilizando al dueño de Inditex como coartada.

Parece que Podemos tiene una fijación especial con Amancio Ortega. Siempre que hay que hablar del impuesto a los ricos que pretende imponer saca su nombre a relucir. Y esta vez ha sido Pablo Echenique el que ha exigido al dueño de Inditex que apoye su propuesta si es un hombre realmente "solidario".

Así, el portavoz de Podemos  ha señalado en una entrevista en SER Cataluña que "si el señor Ortega es solidario, y hay mucha gente que dice que lo es destinando dinero de su bolsillo, seguramente esté de acuerdo con que haya un impuesto a la riqueza, porque eso es solidaridad con la gente más humilde".

 Además, ha añadido que "quiero creer que hay millonarios en España que entienden lo que significa la solidaridad, y que si pusiéramos un impuesto les parecería bien porque están haciendo algo bueno mejorando su país", ha señalado, para después afirmar que "quien más tiene" debe contribuir en proporción.

Y es que, parece que desde Podemos están empeñados en imponer sea al precio que sea esta nueva tasa para las grandes fortunas, a pesar de que en el documento conjunto firmado con el PSOE con propuestas para la recién creada Comisión parlamentaria para la Reconstrucción social y económica de España no concretaron la creación de ese nuevo impuesto.

Aún así, y utilizando de nuevo la figura de Amancio Ortega, al que se le ha vapuleado continuamente desde Podemos, Echenique quiere "convencer" al PSOE de la necesidad de crear esta tasa, amparándose en su tanta cacareada justicia fiscal.

Sea como fuere y al margen del impuesto a los ricos, tanto el PSOE como Podemos han rubricado un documento en el que aseguran que implantarán "una fiscalidad mejor adaptada y acorde a la realidad económica, tecnológica, social y de transición ecológica en la que vivimos. Una fiscalidad, por tanto, más justa y redistributiva, para asegurar que los beneficios del crecimiento económico redunden en el conjunto de la ciudadanía".

Así, bajo esta serie de eufemismos, el Gobierno de coalición ya está preparando un nuevo 'hachazo' fiscal modificando los tramos del IRPF o el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, en el que, como siempre, las clases medias serán las grandes perjudicadas.

Comenta esta noticia