03 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Barcelona vs Real Madrid: La crónica de un adiós

Messi, rodeado hasta por seis jugadores del Real Madrid, en el clásico del sábado en el Nou Camp.

Messi, rodeado hasta por seis jugadores del Real Madrid, en el clásico del sábado en el Nou Camp.

Venció el Madrid en un clásico sin público en las gradas y un hecho pasó desapercibido: pudo haber sido el último de estos choques que protagonice Messi en el Nou Camp.

Se vivió un Barca vs Madrid más en el Camp Nou y esta vez, dejaremos de lado el resultado del partido que detiene el planeta para hablar de lo que, posiblemente, haya sido la despedida de Messi de El Clásico para siempre, aunque no nos hayamos dado cuenta. Ese 10, puede llevar otro nombre en el estadio culé para el próximo encuentro de local ante su gran rival.

Ya una vez sucedió con Neymar y poco se imaginaba, así como Ronaldinho. Pero Messi, el cara y cruz del fútbol, junto con Cristiano Ronaldo en los últimos 15 años, no es igual. Ya el portugués se despidió de los clásicos en el Bernabéu sin decirlo, con el adiós por dentro y solo él entendía el mágico momento que tenía.

Ahora, con aviso previo en la pretemporada, Messi pudo haber dicho adiós de este gran partido que lidera como goleador con 26 tantos, el mismo que ahora tiene en Ansu Fati, Asensio, Vinicius y Pedri, nombres ilusionantes para choques titánicos a futuro, pero ya no estará el argentino que tanto enamoró a su hinchada.

Fuera de datos o números que todos tienen a su alcance, es notorio lo cercano que está el fútbol mundial de un fin de ciclo que por lo mínimo, será abrupto. Ya dejó en el Real Madrid secuelas invaluables al perderse los 50 goles por año de Cristiano, su máximo goleador histórico. En Barcelona, pasa por algo más que eso.

Cruyff, Maradona, Guardiola, Koeman, Ronaldinho y una gran cantidad de nombres rutilantes están en el panorama histórico del Barcelona. Pero Messi está aparte y de manera holgada, con una ventaja inalcanzable porque de entrada, el que quiera lograrlo debe comenzar con 13 años y a esa edad, nadie es del todo consciente de sus decisiones y acciones.

Pero ya en la historia de los clásicos, no hay otro nombre que siquiera pueda intentar acercarse a Messi, porque no solo va de goles o jugadas, es de golpes anímicos, de humillaciones deportivas y de superioridad notoria, esa que el Barcelona no pudo tener antes de forma clara ante el Real Madrid y que ahora se refleja en lo equilibrado del balance en victorias para cada club en estos juegos.

Trajeron a Juande Ramos, Mourinho, Ancelotti y muchos otros técnicos. Cannavaro con su balón de oro, Pepe, Varane y hasta el propio Ramos, son algunos de los defensas que han terminado frustrados ante un ataque de «La Pulga» en los duelos que en LaLiga, Copa o Champions, dejaron un claro vencedor en lo individual.

No es el mismo de hace años y esto lleva un tiempo, porque la carga física de estos juegos es superior a cualquier realidad de un equipo, pero lo cierto es que tal vez nadie en el Barcelona pueda lograr ser como él más nunca y este Clásico, tal vez, pudo ser el último de Messi en Camp Nou.

Comenta esta noticia
Update CMP