02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Junta andaluza pilla a Sanidad en un renuncio y demuestra su sesgo político

El presidente de la Junta de Andalucía, JJuan Manuel Moreno.

El presidente de la Junta de Andalucía, JJuan Manuel Moreno.

La polémica entre el Ministerio y el Gobierno de Juan Manuel Moreno está servida tras el veto a Granada y Málaga, que se quedan en la fase 1. Y todo por un criterio de tiempo nunca publicado

Andalucía avanza a la fase 2 sin Granada ni Málaga. El Ministerio de Sanidad ha decidido mantener a ambas en la fase 1, con el consiguiente enfado de la Junta de Andalucía. 

Una y otra entraron en la fase 1 el lunes 18, una semana después que Sevilla, Jaén, Córdoba, Huelva, Almería y Cádiz. Sin embargo, el Gobierno que preside Juan Manuel Moreno solicitó que esta vez dejaran avanzar a malagueños y granadinos a la vez que el resto porque se daban las circunstancias para ello. 

Pero Sanidad no ha accedido a sus peticiones ni atendido a sus informes de situación. La Junta tenía perdida la partida de antemano, porque según el ministro Salvador Illa son necesarias dos semanas para pasar de fase y no van a hacer excepciones (un aviso también para la Comunidad de Madrid, que quiere intentar pasar a la fase 2 la semana que viene después de haber conseguido entrar en la 1 ésta). 

De hecho el propio Illa ha mantenido este viernes una conversación con el consejero de Salud andaluz, Jesús Aguirre, en la que según este último el ministro le ha reconocido que si Málaga y Granada no pasan es únicamente porque no llevan en la fase 1 el tiempo suficiente. Nada más. Pero resulta que no hay orden alguna por escrito al respecto.

"Ese criterio de tiempo se dijo en una rueda de prensa, pero no se ha publicado ninguna orden al respecto en el BOE ni está reflejado en la documentación que enviaron con los requisitos para el cambio de fase". "Él sabe perfectamente que los criterios técnicos son óptimos", se ha quejado Aguirre después de pillar en un claro renuncio a Sanidad. 

El presidente de la Junta y su vicepresidente, Juan Marín, también han mostrado su desacuerdo con el veto del Ministerio, que consideran injustificado desde el punto de vista sanitario. "Es incomprensible que el Gobierno central vuelva a dejar atrás a Granada y Málaga con poca transparencia y en contra de los criterios técnicos. Andalucía cumple y hemos hecho un gran esfuerzo para demostrarlo. Seguiremos actuando con responsabilidad y denunciando los agravios", ha asegurado el presidente en Twitter.

"El Gobierno vuelve a tomar una decisión arbitraria condenando a las provincias de Málaga y Granada. Andalucía al completo cumple con las condiciones establecidas por el Gobierno para pasar de fase, con holgura además. No podemos entender este nuevo agravio", ha añadido su vicepresidente y socio de gobierno.

En los informes que la Consejería de Salud presentó al Ministerio para el pase de toda Andalucía a la fase 2 se especifica, según Europa Press, que Granada y Málaga presentan respectivamente una tasa de incidencia por PCR en los últimos 14 días de 4,26 y 2,65 casos por cada 100 mil habitantes, a fecha de 20 de mayo, muy por debajo de la tasa de 10 por cada 100 mil habitantes indicada por el Ministerio.

"Pedimos una rectificación urgente", según el consejero.

Comenta esta noticia
Update CMP