12 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La factura que Moncloa va a pagar en dos meses para lavar la imagen de Sánchez

Sánchez, en una de sus salidas propagandísticas durante el confiamiento.

Sánchez, en una de sus salidas propagandísticas durante el confiamiento.

El CIS ha comenzado las llamadas telefónicas para su barómetro de mayo, el segundo sobre el Covid y el estado de alarma. Y el Gobierno sufraga ambos sondeos de Tezanos con 90.000 euros.

El CIS se prepara para regresar al rescate de Pedro Sánchez. La imagen del presidente se desmorona tras su gestión contra el Covid, mientras sus principales homólogos europeos -como Ángela Merkel, Giuseppe Conte, Antonio Costa o Enmanuel Macron- ven incrementados sus índices de popularidad.

Hasta el momento, el organismo que preside el socialista José Félix Tezanos, tan solo ha publicado un barómetro, el de abril, sobre el coronavirus. Polémico como todos los suyos, incrementaba la intención de voto del PSOE y ni siquiera preguntaba por la manifestación del 8-M. Ahora, se prepara el segundo que, a buen seguro, volverá a general una enorme polvareda política.

El Centro de Investigaciones Sociológicas va a poner en marcha en estos días el trabajo de campo para su barómetro de mayo, que debido a las restricciones que impone el estado de alarma volverá a basarse en entrevistas por teléfono y que incluirá preguntas sobre la pandemia del coronavirus.

Y como no cuenta con la estructura necesaria para ese trabajo de campo telefónico, el CIS contrató de emergencia a la empresa Intercampo, especializada en esas tareas y con la que ya había trabajado Tezanos para encuestas de la Fundación Sistema -afín al PSOE- que también preside.

Lo más curioso es que para sufragar ese contrato extra, el Consejo de Ministros ha acordado un gasto extra de 90.000 euros destinado a cubrir el trabajo de campo de los barómetros de abril, que ya se hizo, y de mayo, que empieza ahora.

Denuncia ante los tribunales

El coste presupuestario del CIS durante el estado de emergencia ha llevado a Tezanos incluso ante los tribunales. Precisamente este jueves, el juez de instrucción número 34 de Madrid ha archivado la denuncia presentada por un abogado de Barcelona contra él, por un presunto delito contra los derechos individuales y también por malversación.

Pero el magistrado sí que ha enviado la denuncia al Tribunal de Cuentas para que analice si puede existir alguna responsabilidad contable en los contratos suscritos para esa última encuesta que se realizó en pleno estado de alarma.

 

El presidente del CIS, José Féliz Tezanos. Le espera el Congreso para que explique su polémico primer sondeo sobre el coronavirus.

 

El abogado en su escrito apuntaba que de admitirse a trámite la denuncia pedía al juez instructor que se le pidiera al CIS que aportara el contrato realizado con la sociedad Intercampo S.A. para realizar el barómetro especial de abril de 2020, además de la cuantía del mismo, fecha de asignación de recursos y libramiento de pago.

 

Tezanos ha prometido comparecer en el Congreso en cuanto lo permitan las circunstancias impuestas por la crisis del coronavirus. Su presencia ha sido reclamada por el PP, que ha acusado al PSOE de impedir la celebración de una videoconferencia.

Fuentes del instituto demoscópico han asegurado que, "en cuanto lo permitan las actuales condiciones del estado de alarma", Tezanos va a pedir su propia comparecencia en el Congreso "para explicar verazmente cómo se realiza el trabajo en el CIS". La solicitud se cursará desde el Ministerio de la Presidencia que dirige Carmen Calvo, ya que es el departamento ministerial del que depende este organismo.

Comenta esta noticia