25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El embrollo político regresa a Zarzuela con la foto incómoda que amenaza al Rey

El Rey, y la nueva presidenta del Congreso, en su primera audiencia.

El Rey, y la nueva presidenta del Congreso, en su primera audiencia.

El reloj de la nueva legislatura ha arrancado oficialmente este martes. Ahora, como cada vez que se inicia un nuevo mandato de las urnas, es tiempo del Rey. Con encerronas en el horizonte.

Tic, tac, tic, tac... El reloj constitucional de la XIII Legislatura de la democracia ya está en marcha con uno de los principales trámites resuelto: la comunicación de la nueva presidenta del Congreso, Meritxell Batet, al Rey Felipe VI de que las Cortes Generales ya están constituidas. Será este miércoles y Batet -también visitará al Rey Manuel Cruz como presidente del Senado- ya ha avanzado que esa primera reunión tendrá "un orden del día muy extenso".

Y a la par de que las manecillas han echado a andar, como una termita incansable el independentismo sigue horadando la imagen de las principales instituciones de España, ya sea el Tribunal Supremo, el Parlamento y, en el horizonte de los próximos días, la propia Jefatura del Estado.

En La Zarzuela ya se trabaja en la ronda de consultas de Felipe VI para tantear las posibilidades de Pedro Sánchez de ser investido en las próximas semanas. Y en el calendario del Monarca ya hay un hueco señalado en rojo con unas siglas, las de ERC.

Visto lo visto este lunes y este mismo martes en el Congreso, el aprovechamiento mediático al máximo que Junqueras está intentando extraer de su insólita combinación de preso y cargo institucional, los asesores del Rey trabajan con el escenario de que , en esta ocasión sí, un dirigente de Esquerra acate el protocolo  y acuda a la invitación de La Zarzuela. No será Junqueras, sobre cuya cabeza pesa una suspensión inminente como diputado.

 

La elección de Meritxell Batet ha puesto en marcha el reloj de la XIII Legislatura.


En primer lugar por esa impagable plataforma mediática que es la ronda -de menor a mayor- de audiencias. En segundo termino, por que esta vez los votos de Junqueras y sus 15 compañeros de escaño son decisivos para el desenlace de la inminente investidura.

"El jefe del Estado, cómo siempre -lease con énfasis el cómo siempre- cumplirá con sus papel institucional y escuchará a todas las formaciones que quieran venir”, recalcan a ESdiario fuentes de La Zarzuela.

Cabe recordar que en las últimas rondas ERC y Bildu plantaron al Monarca. Pero, ¿Espera Felipe VI a algún líder del independentismo? ¿Y, en ese caso, a quién? ¿Con quién puede protagonizar una fotografía evidentemente incómoda?

Las fuentes consultadas ven inviable que sea Junqueras, presidente de ERC y de momento -se estudiará ya desde el miércoles su suspensión como diputado- líder de su grupo parlamentario, el que acuda a la cita en Zarzuela. Todos dan por hecho que el Supremo, -si el líder de Esquerra lo solicitara-lo impediría.  Y su número dos y secretaria general, Marta Rovira, está huida en Ginebra.

En este escenario, Junqueras puede apostar por que sea Gabriel Rufián el que lleve su show y sus estridencias a las mismas puertas del Rey? "Le tienen ganas desde su discurso del 3-O, nada es descartable", asegura a este diario un diputado de Ciudadanos.

El independentismos está crecido y se ufana de ser imprevisible. Que se lo digan al juez Marchena o la comisaria jefe del Congreso. Por eso, nadie en palacio quiere dejar nada al albur de la improvisación.

Comenta esta noticia
Update CMP