13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Por qué España está saliendo de la crisis y cambiando de modelo sin darse cuenta

Rajoy, en un forto económico hace unas semanas

Rajoy, en un forto económico hace unas semanas

España está saliendo de la crisis sin aumentar la deuda y exportando: el cambio de modelo productivo lo está haciendo el ciudadano, pese a las trabas políticas de algunos partidos.

 

 

Mariano Rajoy acaba de presentar su balance, muy centrado en mostrar cómo se mueve la economía española.  Para empezar me gustaría aclarar qué es el PIB: el valor de mercado de los bienes y servicios finales. De todo lo que el sistema produce, quitando los ingredientes. 

Las cfras de aumento del PIB y de la productividad son una brutalidad y constituyen un hito

Que haya crecido el PIB en el trimestre un 0.9% quiere decir que el PIB de ese periodo es más o menos 10.000 millones de euros más grande que el del año pasado. Ese es el margen de crecimiento. Es una brutalidad.  Cuando se dan los resultados en porcentajes parece que son cositas marginales y no. Estamos hablando de un incremento de la actividad que traducido en tiendas, talleres, negocios… se está viendo en todo el país. Por lo tanto, las cifras son realmente espectaculares.

En términos de econometría histórica es un hito haber hecho crecer la economía así. Ciertamente con debilidades internas que tienen que ser subsanadas porque si no, no llegaremos muy lejos.

También hay algunas posturas para hacérselas mirar. Por ejemplo las de Albert Rivera respecto a que va a intentar sacar más dinero al gobierno ya que la cosa va bien.  Y también conecto con algo que dijo Pedro Sánchez respecto al empleo. Dijo que hay que dar una solución rápida. 

La economía funciona

Evidentemente la economía funciona, va bien, crea empleo y crece gracias a la labor de las personas. Pero los políticos pueden poner muchas trabas y muchas puertas al campo. Y las están poniendo. En todo: en lo político -y por tanto también en la estabilidad que afecta a la economía- y en lo económico. 

La oposición (toda la oposición) no se está portando nada bien a este respecto de coadyuvar en incrementar ese esfuerzo que estamos poniendo todos y cada uno de los españolitos de a pie.  Por tanto, menos pedirle al gobierno que actúe y más saber qué es lo que hay que hacer y ponerse de acuerdo. Eso lo primero.

Lo segundo, más que en el dato me fijo en la evolución. Me admira la evolución en términos de tasas anuales trimestre a trimestre desde el 2014.  En el 2014 empezamos a tener tasas positivas  (en el primer trimestre del 2014 del 0,6% en tasa anual). Y 2014 se ve como un año de salida de la recesión.

 

El pueblo español está respondiendo de forma maravillosa y ejemplar: sus políticos deberían dejar de poner pegas

Un crecimiento en progresión además: acabó el año con un incremento del 2,2% . 2015 es el año de la robustez. 2016 mantiene la robustez y la fuerza, pero en la segunda mitad del año -¡Ojo que estábamos hablando de venir de tasas del 3,4 y pasa al 3%- flaquea.  Lo que nos deja sorprendidos a todos es que ese flaqueamiento se ha roto en cuanto se han roto la condiciones de incertidumbre creadas por el ámbito político. 

Si en 2016 hay un problema de renquear del 3,4 al 3%  en tasas anuales, es fundamentalmente por la incertidumbre política introducida en muchos aspectos.

Entonces este pueblo español en el que estamos integrados está respondiendo de forma maravillosa y ejemplar en muchos aspectos y sus políticos deberían dejar de poner pegas.  Entre otras esa del déficit y los gastos de la que muchos presumen.  Los gastos no los tenemos controlados pese a lo que se está ingresando.

Un aspecto positivo de esta crisis es que hemos recuperado casi toda la actividad perdida en términos de producto.  Y sin embargo lo hemos hecho con bastante menos fuerza de trabajo. Eso tiene una lectura negativa: menos gente empleada.  Pero tiene un aspecto muy positivo: la fuerza laboral empleada es mucho más productiva ahora de lo que lo era hace diez años ¿Por qué? Porque los sectores que están tirando son aquellos que están expuestos a la competencia internacional, son los exportadores. Es un sector que antes era muy fino y ahora es grueso.

 

De Guindos, en la sesión de control al Gobierno en julio

 

Estamos construyendo en España por primera vez en la historia un sector exportador en línea con el resto de países occidentales. Cuando estos países salen de las crisis, salen sin endeudarse porque sus ventas al resto del mundo son buena parte del motor de salida.  Nuestra característica era siempre salir de las crisis con deudas. Crecimiento con deuda. Ahora estamos saliendo de la crisis sin endeudarnos y eso es un cambio notable  en la calidad de nuestro crecimiento que hay que subrayar.

Controlar el gasto

¿Problemas que nos acechan?  Primero el gasto.  Hay que controlar el gasto y la acumulación de deuda.  Y segundo la calidad de la mano de obra para el aumento de la productividad por persona en España en los mercados laborales y para la reinstauración de un nivel de empleo en sectores de alto valor añadido. 

En estos tiempos  se habla constantemente de un cambio de modelo.  Como si uno pudiera cambiar un modelo desde una oficina de la calle Alcalá.  El cambio de modelo tiene que venir desde abajo hacia arriba. Es decir, del comportamiento de la gente acumulando saberes y capital fijo, cambiando el mercado laboral, ofreciendo habilidades y haciendo que surjan esos sectores. 

Ese cambio de modelo que sin que nadie se haya puesto en una mesa a decir algo lo ha hecho la gente sola

Hay dos errores tremendos en los que se cae:

Uno es ese de "¡Cuánto crece el consumo y eso hace que la economía suba!". ¡Pues no! Es al contrario.  Es porque está creciendo el PIB que la gente está volviendo a retornar parte del consumo.

Cambio estructural

Es más, porque está creciendo el PIB se está traduciendo todo en incremento de empleo, pero con otra estructura completamente diferente.  Y eso es estructural.  Es ese cambio de modelo que sin que nadie se haya puesto en una mesa a decir algo, la gente se ha puesto a hacerlo.

Y el segundo error: hemos tenido casi un crecimiento del 1% del PIB y casi un 1% de crecimiento en el empleo.  La gente se queja de que los salarios no crecen.  No puedes pedir mejoras en los salarios si estás creando empleo en tanta proporción. Es difícil que se consiga. Se puede conseguir un poquito y hay que ir a eso, pero ¿Queremos sacar a los millones que aún quedan en el desempleo? Si los queremos sacar, tendremos que saber qué es lo que pedimos. 

El pasado no cuenta

Mucha gente está hablando de que estamos volviendo a los niveles pasados del PIB, pero no a otros niveles del pasado.  Olvídense de los niveles del pasado ¡No hay pasado!  Obviamente sí lo hay, pero la situación del 2007 de tasas de desempleo, de crecimiento del PIB… no es una cuestión que hayamos recuperado al nivel solo del PIB.

¿Cómo se ha recuperado y cómo han cambiado las estructuras?  Están entrando en juego no solo aspectos como el turismo. Están entrando los servicios profesionales y el sector exportador.  Es que estamos exportando: químicas, bienes de equipo, en meses y trimestres atrás automóviles. Este último trimestre no se ha unido tanto el automóvil, más que probablemente algo habrá tenido que ver el tema de los estibadores.  También servicios profesionales: cuestiones jurídicas, ingenieros…

 Aún creciendo las importaciones (el tirón del consumo está haciendo crecer las importaciones)  las exportaciones están aún por encima.  Por lo tanto nuestro crecimiento está siendo desendeudándonos. Por primera vez en nuestra historia moderna.

 

Comenta esta noticia
Update CMP