22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una tercera persona alimenta el morbo de la "fuga" del abogado de Gago

El abogado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, ante los medios de comunicación.

El abogado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, ante los medios de comunicación.

Que Fermín Guerrero supo rentabilizar mediáticamente aquello que le sucediera el pasado martes por la noche es un hecho. El letrado maneja a la prensa a su antojo soltando algunas perlas.

Fermín Guerrero está aprovechando al máximo su momento de gloria a costa del juicio con más incógnitas de los últimos años, el del asesinato de Isabel Carrasco. El abogado de la policía Raquel Gago centra en su persona todo el interés mediático desde que el pasado miércoles diera la espantada ante el tribunal y pusiera en jaque a toda la ciudad de León que se echó a la calle en su búsqueda. El letrado apareció al fin, sano y salvo, y sin dar explicaciones a la opinión pública. Al revés, desde entonces alimentó las especulaciones sobre su ausencia con frases en las que juega al misterio con la prensa.

Llegó tarde a la Audiencia Provincial manteniendo alerta a quiénes aún creían que volvería a dar plantón por segunda vez, bromeó ante las cámaras con frases como "me merezco una colleja, pero ha sido algo ajeno a mi voluntad" y ahora intentar despistar repartiendo "perlas" en diferentes entrevistas. 

"Lo único importante realmente que hay es la salud y no hay nada más importante", declaró echando más leña a la imaginación de la opinión pública que se muere por saber qué le pasó realmente para que dejara tirados a todos y pusiera en juego su carrera. La posibilidad de que su espantada se debiera a una complicación de la enfermedad coronaria que padece se descartó en un primer momento, ya que se encuentra en perfectas condiciones. Pero estas últimas declaraciones reabren la hipótesis. 

Una filtración sobre que Fermín Guerrero pudo verse con otra persona después de comer con el abogado del resto de las acusadas, Triana y Montserrat, y antes dejar colgada a su defendida en la tarde del martes reafirma la teoría de que una tercera persona estuvo implicada en su decisión "voluntaria" de no dar señales de vida ni al juzgado ni a su familia. Parece que él mismo confirmó esta reunión secreta con una persona que nada tiene que ver con el caso aunque las imágenes aún no se han hecho públicas. ¿Quién es ese nuevo personaje que se une a la trama? ¿Qué le dijo para que el abogado actuara de esa manera? Son las preguntas que se hace toda España a la espera de que se aclare el enigma. 

A los que sí dio las explicaciones pertinentes fue al presidente del Tribunal, que junto con su defendida, Raquel Gago, son los únicos que de momento conocen toda la verdad sobre dónde estuvo y qué hizo el abogado murciano en las 19 horas que estuvo desaparecido. Guerrero ha terminado haciéndose más célebre que su clienta no se sabe si por la coyuntura o por una estrategia muy bien planificada que hora afronta su segunda etapa: la de aumentar el morbo. 

Comenta esta noticia
Update CMP