23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"España está fuera de control": la terrible sentencia "dictada" desde Alemania

Pedro Sánchez y Ángela Merkel, en julio

Pedro Sánchez y Ángela Merkel, en julio

El Consejo Europeo más decisivo le llega a Sánchez con las dudas disparadas en Bruselas por su gestión económica y sanitaria y su asalto al Poder Judicial.

A Pedro Sánchez le llega el momento de la verdad en Bruselas, con un Consejo Europeo decisivo para el reparto de los fondos que su Gobierno necesita para llegar casi a final de mes. "España está técnicamente en bancarrota", resumen a ESdiario fuentes de la oposición, dando un dato definitivo: "Entre las pensiones, el sueldo de los funcionarios y la paga extra de Navidad para ambos, hacen falta 27.000 millones de euros solo para un mes. Y no hay".

Aunque el presidente vende optimismo desde julio, tras una cumbre en Europa que le sirvió para aplaudirse a sí mismo en Moncloa y en el Congreso con sus propios ministros y diputados haciendo de "palmeros", la realidad es bien distinta una vez la influencia de Iván Redondo en la prensa acaba en los Pirineos.

Más allá, los principales diarios, auténticos termómetros de la opinión real de los Gobiernos, dudan abiertamente, cuando no condenan sin recato, la gestión global del Gobierno de PSOE y Podemos, con resúmenes como el del diario suizo más influyente en las élites bancarias de Europa, el Neue Zürcher Zeitung, que hace unos días lanzaba la gran pregunta: "¿Es España un 'estado fallido' y cómo debería tratar la UE a ese miembro?".

 

Pero el gran aviso ha llegado de Alemania, desde el periódico de cabecera de Ángela Merkel, a quien fuentes diplomáticas adjudican un "cansancio extremo" hacia Sánchez, de quien se fía entre poco y nada pese a guardar inevitablemente las formas.

"España ha perdido el control", resumía en las últimas horas la impresión alemana sobre su "socio" del Sur, en un demoledor artículo en el Frankfuter Allgemeine donde se señala que, a la crisis económica y sanitaria más aguda de Europa; se le añade la institucional, política y territorial alimentada desde el propio Gobierno.

Más críticas

"Se ha vuelto a perder el control. En julio, el primer ministro Sánchez anunció que la pandemia estaba bajo control. Pero durante semanas, las autoridades han informado de unas 10.000 nuevas infecciones cada día; aumenta el número de muertes. En Madrid, el gobierno ha emitido un estado de alarma, como hizo en todo el país en primavera. (...) En España, sin embargo, poco se aprendió de la primera ola: el liderazgo no está a la altura de la crisis", sentencia.

El inglés The Times remata al Gobierno español, sin menoscabo de críticas a sus homólogos regionales, con otro demoledor resumen de la situación de España: " El PP, los nacionalistas catalanes y vascos se habían negado a apoyar la renovación del estado de emergencia en virtud del cual el gobierno podía imponer restricciones como el encierro domiciliario. El primer ministro devolvió el control del sistema de salud a las 17 regiones y se fue de vacaciones".

Alemania, Grecia, Austria, Países Bajos o Suiza tienen a Sánchez en la mirilla con extrema desconfianza

Es una opinión muy extendida sobre la gestión de Sánchez, especialmente en tres países: Austria, Grecia y los Países Bajos, con Alemania al acecho y Francia más ocupada en sus propios problemas, que son muchos económicos y sanitarios.

Todo ello junto, unido a la decisión de Polonia de interpelar a Europa sobre el intento de ocupación del Poder Judicial y la previsible denuncia internacional sobre eso mismo del actual CGPJ, pone sordina al entusiasmo europeo de Sánchez, que no decaerá pase lo que pase este jueves en Europa.

"Lo normal es que técnicamente logre los fondos ahora, con planes encajados en partidas ya existentes. Pero en primavera, cuando llegue el examen y se va si se  ha destinado a inversión o a gasta corriente, que está prohibido, llegará el suspenso", aseguran fuentes conocedoras del modus operandi de Bruselas.

La clave está en el CGPJ

La verdadera guía de cómo es percibida España la ha rematado el FMI esta misma semana, con unas previsiones catastróficas que sitúan la deuda en el 123% y el déficit español en el 14.1%, justo cuando el resto de países, casi en su totalidad, inician una tímida recuperación, cogida por los pelos y en cuarentena, pero en todo caso sin la amenaza de un hundimiento tan intenso y prolongado.

La puntilla, paradójicamente, puede venir por el Poder Judicial: si a la denuncia política, sustentada en las propias directrices europeas que prohíben maniobras como la de Sánchez en el CGPJ, se le suma una actitud combativa real de Carlos Lesmes y sus compañeros, el Gobierno se quedará tocado y quizá intervenido en lo económico e institucional.

¿Se atreverán? Ésa es la gran pregunta, aunque desde el entorno del Tribunal Supremo dan una pista a ESdiario: "El Poder Judicial hará lo correcto. En este caso y en todos los demás". Sin citarlo, se refiere al caso de Pablo Iglesias.

Comenta esta noticia
Update CMP