13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Anna Gabriel gana el pulso a la CUP y cobrará sueldazo público tras el 21-D

Anna Gabriel, en una imagen de este año.

Anna Gabriel, en una imagen de este año.

La exdiputada, que no repite en las listas, ha librado una dura batalla interna contra sectores de su formación. No quería dejar su "nómina VIP", pero ya se ha asegurado su futuro laboral.

Lo contábamos hace unos días en ESdiario, también la CUP ha sido víctima del procés. Los antisistema han visto devorados en la última legislatura a tres de sus líderes más mediáticos, David Fernández, Antonio Baños y Anna Gabriel, y van a concurrir a las elecciones del 21-D con un nuevo candidato, Carles Riera.

Los estatutos internos de la CUP impiden a Gabriel repetir en la candidatura de su formación, en la que ha sido parlamentaria desde 2016. Pero, según ha podido saber ESdiario,  la realidad es distinta a la versión oficial que ofrece el partido antisistema porque la "fulminación" de la más mediática diputada de la CUP no ha estado exenta primero de debate interno y posteriormente de polémica, de severa polémica.

Así, según fuentes internas de la formación independentista consultadas por este diario, los cuperos siguen inmersos en plena batalla interna. De hecho, los quince miembros del Secretariado Nacional de la CUP han notificado a la militancia su decisión de abandonar este órgano ejecutivo para abrir un "proceso de renovación" que afronte el periodo que se abrirá tras las elecciones del 21 de diciembre.

Pero Anna Gabriel sigue al frente de su corriente Endavant y ella ha colocado a quien será cartel electoral, una persona de su máxima confianza pero desconocido para la población: Carlos Riera que afronta la campaña de la peor manera posible, con el partido fracturado por culpa de las disputas internas y con unos sondeos que coinciden en vaticinar una importante caída electoral, el último -el de este domingo en La Vanguardia- les hace retroceder casi un 5o% en número de diputados, de 9 a 5, algo que provoca la pérdida de la mayoría absoluta del bloque independentista en el Parlament.

Así que en la CUP están llevando una campaña llena de disputas e incluso de boicots a determinados actos, depende de qué miembro del Secretariado Nacional participe, pero Gabriel ya ha ganado la batalla antes de la cita con las urnas del próximo 21-D e independientemente del resultado electoral: la imposición de "su" candidato lleva consigo la contratación de la exparlamentaria como una suerte de "superasesora" del grupo y devolverá a Anna Gabriel al Parlament pero esta vez alejada de los focos y del escaño. Asi está pactado con quien será el "jefe", Carlos Riera, y así lo ha impuesto Endavant.

Con un sueldo que rondará los 50.000 euros al año, más extras, y que puede quedar exento del "impuesto al partido", ya que ahora no se trata de un cargo público. Y el que el Parlament de Catalunya, aún con la intervención del Estado y la aplicación del 155, es el parlamento regional que más dinero gasta para asignárselo a los partidos. 

De esta forma, sólo el Estado subvencionó el pasado año 2016 con 15,8 millones, 117.318 euros por diputado, frente a los 26.609 euros de la Cámara Baja. En total, el Presupuesto del Parlament catalán supera los 51 millones de euros al año y de ello, además de los diputados, se benefician también los altísimos sueldos y privilegios de sus asesores.

El futuro laboral de la siempre mediática y polémica Anna Gabriel ya se ha despejado: flamante asesora de los diputados de la CUP. Veremos si se hablan entre ellos.

Comenta esta noticia
Update CMP