Casado apela al voto útil: "Entre bomberos no nos pisamos la manguera"

Pablo Casado, en el acto de este viernes en Valencia

Pablo Casado, en el acto de este viernes en Valencia

Cierre de campaña por partida doble del PPCV con el último mensaje de campaña. Apelación al voto útil, una constante con más o menos enfásis, en la campaña de Casado y de telone El e

El PP considera que está de recuperar el poder en la Generalitat el domingo. Isabel Bonig puede convertirse en la primera mujer presidenta del Consell, pero inevitablemante necesitará el apoyo de Ciudadanos y Vox. En las últimas horas se ha evidencia el nerviosismo por diferentes factores. La dinámica de bloque determina que se puede ganar perdiendo. 

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, reconoce que el resultado de las urnas en la Comunitat Valencia es determinante sus intereses, más allá de los de la propia Bonig. Casado ha visitado las tres capitales y Elche. Pedro Sánchez abrió campaña en Castellón y la ha cerrado en Valencia. Y Ximo Puig no ha dejado de ajustar su agenda para estar lo más posible en Alicante. El efecto del mitin de Vox de Valencia se dejó sentir.

Si esta misma semana Belén Hoyo, la cabeza de lista al Congreso por Valencia y mano derecha del candidato a la Moncloa aseguraba en una entrevista a EsdiarioCV que no iba apelar al voto del miedo pero sí a la reflexión para tratar de que conseguir focalizar en el PP el voto al centro derecha, era el propio Casado quien apelaba directamente a los "simpatizantes" de Vox y de Ciudadanos para que voten al PP el domingo, ya que, según ha alertado, si no lo hacen estarán "haciendo un favor" al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.  De forma muy gráfica lanzó que entre afines no se tienen que perjudicar: "No nos pisemos la manguera", ha exclamado.

En un mitin en Valencia celebrado en un restaurante con la playa de fondo, Casado ha intentado rebatir el discurso del candidato socialista alertando al "miedo" al "trifachito" y la "foto de Colón" porque, según ha dicho, lo que sí que da "miedo" son sus acuerdos con los independentistas. "Por eso apelo a ese voto unido y que no os dejéis intimidar y que no os vendan la foto de que da miedo", ha solicitado, tras poner en valor la labor que ha empezado a realizar en Andalucía el Gobierno de Juanma Moreno.

Casado ha lamentado que Ciudadanos diera un "portazo" al PP para optimizar el voto en el Senado y ha dicho que ahora, tras destacar que las encuestas que se están publicando recogen que el centro-derecha no suma en escaños, tiene que "apelar directamente" a los electores de esos partidos. "A esos simpatizantes de Vox y Cs les digo que, a lo mejor votando a Vox y Cs le están haciendo un favor a Pedro Sánchez, Podemos o los partidos nacionalistas", ha advertido.

Tras subrayar que estas elecciones  son "muy importantes", de las que pueden "cambiar la historia de España", ha insistido en que los votantes de centro-derecha deben tener en cuenta que con la división del voto pueden no sumar en escaños porque la Ley D'Hondt "penaliza mucho el espacio electoral que se fragmenta".

Casado ha recalcado además que el Partido Popular ha demostrado que es un partido "centrista" y "dialogante que sabe pactar "a izquierda y derecha" como, según ha dicho, ha demostrado en Andalucía. En este punto, ha indicado que no va a "renunciar" a sus principios, valores y programa para llegar a acuerdos.

"No nos pisemos la manguera", ha enfatizado, tras recordar que Cs ha dicho que "quiere gobernar con el PP" como ya están haciendo en Andalucía mientras que Vox "no quiere entrar en ningún gobierno". Esta mañana, no obstante, en una entrevista EsRadio, Casado ha abierto la puerta en su Gobierno al partido de Santiago Abascal asegurando que "tendrán la influencia que quiera tener para entrar". En la Comunitat, el candidato a la Generalitat, José María Llanos, apunta en una entrevista a EsdiarioCV que está abierto a acuerdos.

Acuerdo a la andaluza

En otro momento, acusó a la "izquierda" de utilizar el Gobierno andaluz para meter "miedo" a los ciudadanos. "¿De que tenemos miedo a que vuelva a pasar lo que ha pasado en Andalucía?", se ha preguntado, para presumir de los pasos que está dando Juanma Moreno y cómo ha empezado a "levantar alfombras" tras 36 años de Gobierno socialista en esta comunidad. Dicho esto, ha puesto en valor el acuerdo firmado por PP, Cs y Vox en Andalucía. "Si alguien ve un solo punto no suscribible, que me lo digan", ha agregado.

El líder del PP ha indicado que lo que sí "da miedo" son las declaraciones de los dirigentes independentistas ofreciendo su apoyo a Sánchez porque va a aceptar la vía del referéndum o el indulto a los "golpistas". Además, ha avisado que otro "socio" del jefe del Ejecutivo es Arnaldo Otegi, que presume de ser "determinante" para el Gobierno socialista.

Según Casado, este domingo hay "dos alternativas": o el PP o la que representa Sánchez, que, a su juicio, supone "una fractura de la unidad de España", el "blanqueamiento del terrorismo etarra" y la "homologación del populismo bolivariano". "Ahora nos jugamos España", ha resaltado, para añadir que también está en juego la "prosperidad" económica después de datos como la subida del paro que recoge la EPA publicada esta semana.

Por todo ello, ha pedido a los suyos un último esfuerzo para "vencer a las encuestas" porque él quiere ser el "presidente de todos los españoles". Según ha dicho, el PP es un partido "humilde", ha "aprendido de los errores" y cuenta ahora con los "mejores" para no "defraudar" a los ciudadanos.

En el acto  con Casado han intervenido también la candidata del PP a la Alcaldía, María José Catalá; la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana y candidata a la Presidencia de la Generalitat, Isabel Bonig, y la cabeza de cartel del PP por Valencia al Congreso, Belén Hoyo. Entre los asistentes, el candidato número dos a las  Europeas Esteban González Pons. El ex conseller  ocupa también  el último lugar en la lista a la alcaldía de valencia. 

Bonig, visiblemente emocionada, ha asegurado que el PP ha pasado momentos "muy difíciles" pero asumió "errores" y pidió "perdón". "Pero nunca pedimos perdón por ser del PP", ha enfatizado, para añadir que sus adversarios les daban por "muertos" y les han "subestimado" porque llegan con "energías renovadas" e "ilusión" a las urnas, y se va a convertir en la "primera presidenta de la Generalitat".

Catalá ha afirmado que los socialistas les han "engañado" en Valencia y que Casado es el "único que no le engañará". "Nosotros no somos capaces de vender nuestro país por un escaño pero tampoco vender nuestro partido por intereses personales", ha afirmado, para añadir que tanto ella como el líder del PP nacieron en 1981, el año del golpe de Estado, y apuestan por la defensa de la Constitución.

Hoyo ha avisado que el PP no se acuesta pensando una cosa y se levanta pensando otra, no es un "experimento" y que no "vende España con tal de mantenerse en el poder". "Somos el partido que defiende la unidad de España. Somos el mejor partido", ha exclamado, para añadir que el PP tiene en "una mano la bandera de España y en otra nuestra senyera". Los populares cerraron por la tarde la campaña también en la zona del puerto

Comenta esta noticia
Update CMP