20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Economía acota los ERTE a empresas viables

La vicepresidenta económica insiste en que la prolongación de los expedientes de regulación temporal de empleo debe concentrarse en empresas que antes de la pandemia eran solventes.

El mecanismo de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo supone un "importante esfuerzo de solidaridad del conjunto de la población española" y tiene un elevado coste presupuestario, por lo que debe cubrir a las empresas solventes y a las que más lo necesitan, argumenta Nadia Calviño.  La vicepresidenta económica del Gobierno reitera que la prolongación de los ERTE más allá del 30 de septiembre debe «concentrarse» en los sectores que más lo necesitan, aquellos que no pueden reabrir, así como en empresas que antes de la pandemia eran «verdaderamente solventes» y ahora se encuentran en una situación transitoria, pero con perspectivas de reactivarse en el futuro.

«No se trata tanto de una cuestión de sector, sino de concentrar los esfuerzos en las empresas que verdaderamente más lo necesitan. En lugar de cubrir demasiado y no tener un impacto, tratar de centrarlo en aquellos sectores que vemos claramente que no pueden reactivarse, que no pueden reabrir», insiste.

La negociación con los agentes sociales para prorrogar los ERTE sigue abierta y el Gobierno tiene una «voluntad total» de llegar a un acuerdo que garantice «el mejor uso de los recursos públicos», precisa Nadia Calviño. Cada día se reincorporan al empleo desde este mecanismo de los ERTE unos 4.000 ó 5.000 trabajadores, lo que refleja la velocidad con la que se está reactivando la economía española.

Sobre las acusaciones de la patronal de que desde el Gobierno se está inflando el coste de los ERTE, la vicepresidenta garantiza una «transparencia total» sobre la factura de las distintas medidas que ha ido adoptándose durante la pandemia. Y recuerda que cuando el Gobierno español solicitó la activación del SURE envió una estimación a Bruselas sobre el coste de los ERTE hasta septiembre.

«Es un coste necesario, asumido y muy positivo por su impacto sobre el empleo. Hemos sido totalmente transparentes en ese sentido, no sólo a nivel nacional, sino también cuando hemos solicitado el apoyo de los instrumentos financieros comunitarios», zanja Nadia Calviño.

Comenta esta noticia