16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mayor enemigo de Susana en el PSOE-A presume del segundo regalo de Sánchez

Pedro Sánchez se funde en un efusivo abrazo este martes con su "hombre fuerte" en el PSOE andaluz.

Pedro Sánchez se funde en un efusivo abrazo este martes con su "hombre fuerte" en el PSOE andaluz.

Tras nombrarle a su llegada a La Moncloa delegado del Gobierno en Andalucía, el líder socialista ha concedido a su hombre fuerte en el socialismo en el sur un cargo de mucho pedigrí.

El PSOE vive su momento dulce tras la llegada de Meritxell Batet y de Manuel Cruz a las presidencias del Congreso y Senado, mientras Pedro Sánchez espera a las elecciones del próximo domingo para dar su jaque mate definitivo a sus críticos internos, cada vez más escasos y replegados tras el 28-A.

En uno de los reductos de ese sector que dio a batalla al presidente electo, Andalucía, todo se fía a que el PSOE-A de Susana arrase en las municipales para retrasar la revolución que Ferraz tiene pendiente en su feudo más importante.

Y para que la cúpula federal,  como hizo José Luis Ábalos tras el terremoto autonómico del 2-D, vuelva a enseñar la puerta de salida a la antigua lideresa y sus fieles.

 Y, mientras llega el momento de la vendetta definitiva, Sánchez sigue jugando sus cartas, mimando a los socialistas andaluces que le arroparon cuando nadie en el PSOE creía en sus posibilidades. Tres de ellos están en el Gobierno, Carmen Calvo, María Jesús Montero y Luis Planas, y otro ha recibido este martes otro premio gordo.

No se trata de un socialista cualquiera. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis es, en realidad, el ideólogo del asalto al susanismo. Y ya recibió una pedrea cuando Sánchez llegó a La Moncloa: la delegación de Gobierno en Andalucía.

Ahora, el enemigo público número uno de Susana en el PSOE-A estrena otro cargo de relumbrón, para algunos socialistas un destino en el que brillar para acumular horas de vuelo para el futuro, quien sabe si mirando al Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía.

Por el momento, Gómez de Celis ya saca pecho de su nuevo perfil institucional, y con una nómina pública envidiable. Y, en las redes, ha vuelto también a presumir de su cercanía a Sánchez. Con abrazos incluidos, que muy pocos en el actual PSOE se pueden permitir.

Comenta esta noticia
Update CMP