Camps empieza a ver la luz: La causa de la visita del Papa se aplaza

El año empieza bien para Camps. Su declaración sobre los gastos de dinero público en la visita del Papa en 2006 a Valencia ha sido suspendida. La juez está reestudiando la causa.

Camps confesaba hace unos meses que las malas noticias judiciales se las hacía llegar siempre el mismo medio de comunicación, antes "por supuesto", se lamentaba, que las notificaciones oficiales. En las últimas semanas el ex presidente de la Generalitat ha recibido noticias. Pero, como ha sido positivas para sus intereses, en el canal ha sido diferente.

A finales de diciembre, el día 27, la titular del juzgado de instrucción número dos decidía el sobreseimiento provisional de la investigación sobre la organización del Gran Premio de Fórmula 1 de Valencia.  

El año ha empezado también bien para Camps. En otro juzgado, el número cinco, la magistrada ha decidido suspender su declaración y la del resto de los nueve investigados en la causa sobre la visita del Papa a Valencia, entre ellos, el ex vicepresidente, Víctor Campos. Al igual que el obispo auxiliar de Valencia Esteban Escudero y el que fuera secretario del Arzobispado Antonio Ramón Corbí.

La jueza, en la providencia de fecha del día 3, acepta la petición del aplazamiento formulada por el ex presidente de Les CortsJuan Cotino, y por Antonio Corbí,  pero mantiene para la semana próxima la declaración como testigo de un funcionario de la Intervención del Estado para el reestudio de la causa. Según distintas fuentes, también comparecerá un miembro de la Udef que elaboró informes sobre los contratos de la fundación que organizó la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. Todo apunta a que serán llamados a declarar miembros del Protectorado de las Fundaciones de la Generalitat. Entre ellos se encuentran varios fiscales y jueces en activo. Las declaraciones de éstos pueden ser determinantes para mantener la causa o dar carpetazo como ha ocurrido con una de las partes de la investigación de la Fórmula 1.

Camps era presidente de honor de la Fundación V Encuentro por su condición de jefe del Consell, como también presidía una veintena de entidades.

La magistrada ha requerido informes periciales a varios organismos y documentación a empresas y administraciones. La cuestión principal sería determinar si la organización del evento se rigió por el modelo de contratación privada o con arreglo a los parámetros de la Administración autonómica en el año 2006. Y, al margen de esta cuestión no capital, si el sistema de contratación fue correcto. También se deberá determinar no obstante si existe prescripción de los hechos.

En 2014 quedó disuelta la Fundación que organizó la visita del Papa con el informe favorable del Protectorado de las Fundaciones, la Abogacía y la Intervención de la Generalitat.

 

Comenta esta noticia