25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Barça cae en su trampa con el tuit de la vergüenza de Bartomeu

Banderas y símbolos independentistas en el Camp Nou durante un partido del FC Barcelona.

Banderas y símbolos independentistas en el Camp Nou durante un partido del FC Barcelona.

Mientras los ojos están puestos en Messi y en el quinto Balón de Oro que le catapultará al olimpo de los dioses del fútbol, el FC Barcelona se enreda en un lío independentista que no toca.

La presencia del FC Barcelona en el candelero mediático por asuntos extradeportivos se está convirtiendo en un constante problema esta temporada para el equipo de comunicación del club. Hasta ahora la diana de todas las culpas era el polémico Gerard Piqué que parecía disfrutar de su sitio reservado en el ojo del huracán. Pero esta vez la única culpable del aluvión de críticas que el club está recibiendo este lunes es la directiva del club por un arranque independentista inesperado justo el día en el que su buque insignia, Messi, debería ser el único protagonista. La salida de tono en Twitter del equipo resta importancia al que presumiblemente será el ganador del Balón de Oro 2016

A pesar de que le presidente blaugrana, Josep María Bartomeu, afirmó en junio del pasado año que quería un club "independiente del poder político", el Barça publicó un tuit en el que felicitó la investidura del nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. Una sola palabra, país, hizo explotar a gran parte de la afición que no comulga con el pensamiento rupturista. 

"Que el acierto os acompañe en esta etapa histórica y apasionante que hoy inicia nuestro país, Catalunya", fue la frase detonante de la indignación popular ante un equipo acostumbrado a mezclar deporte y política sin que, hasta ahora, le haya pasado factura más allá de las sanciones monetarias que la UEFA le impuso por permitir la exhibición organizada de esteladas. 

El Barcelona sigue empeñado en enfrentarse con la afición españolista, fiel a las siglas del club a pesar de la colección de feos que les dedican los blaugranas. Las pitadas al himno y al Rey en el Camp Nou y las declaraciones antiespañolas de algunos de sus jugadores, que comparten banquillo en la selección catalana de fútbol, se unen a la ultima muestra de desprecio hacía España que no pasó desapercibida en Twitter ni para el propio Risto Mejide.

El presentador catalán, que sembró polémica horas antes con un tuit en el que explicó su particular visión de lo ocurrido en las elecciones catalanas, compartió lo que muchos otros pensaron al ver la salida de tono del FC Barcelona: eso no toca.  Mejide resumió en 14o caracteres los últimos meses de la deriva catalanista impulsada por Artur Mas y hasta el vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, se hizo eco de sus palabras apoyando la versión. 

Comenta esta noticia
Update CMP