29 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rocío Flores pierde los papeles con la madre de Adara y SV salta en mil pedazos

El enfrentamiento entre Rocío y Elena ha dividido la isla en dos.

El enfrentamiento entre Rocío y Elena ha dividido la isla en dos.

La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco acabó perdiendo las formas con Elena Rodríguez y todo terminó como el rosario de la aurora provocando consecuencias en el reality de Mediaset

La tensión estalló este jueves en la Palapa como nunca antes entre Rocío Flores y Elena Rodríguez. Las que fueran amigas en el principio del concurso, parece que ahora no logran entenderse y que tenían mucho por decirse.

En la convivencia están teniendo sus más y sus menos. Pero la enorme discusión que tuvieron durante el directo de la gala comenzó porque Rocío acusó a Elena de "tener una doble cara". "Detrás de cámaras es 'jiji jaja' y delante te la clava cuando puede", soltó la hija de Antonio David Flores. 

Jorge Javier Vázquez le preguntaba entonces a qué se refería y ella expresaba su malestar porque, al parecer, Elena siempre nombraría a su familia delante de las cámaras para buscar el vídeo.

"El Día de la Madre me fui a lavar mi camiseta y vino ella a la orilla. Delante de la cámara me dijo que debía felicitarla. A veces pensaba que era de forma inconsciente pero cuando va y lo hace varias veces, me lo planteo. El otro día me habló también de mi padre y de que no imaginaba que me hubiese ayudado a hacer los deberes", revelaba la hija de Rocío Carrasco.



La madre de Adara Molinero no se quedó callada. Acusó a Ivana y a Rocío de ser "las típicas vecinas que están esperando detrás de la mirilla a que cometas un error", decía. Además, le contestaba a Rocío diciéndole que debería "mirarse más el ombligo".

En la Palapa la tensión iba en aumento. Flores clamó que Elena no era "precisamente la alegría de la huerta" explicando que no es una persona positiva. Unas palabras que secundaban Hugo e Ivana y a las que nadie dio réplica.

Pero Elena no aguantó más y, si bien reconocía que debería ser un poco más positiva, le aseguró a Rocío que si le preguntaba por su familia no era con segundas intenciones: "A mí me da igual tu padre y tu madre. Yo paso de tu familia. Te pregunto por ella igual que le he preguntado al resto por la suya. Empieza tú a normalizarlo".



"¿Estás insinuando algo?", respondía la joven muy molesta perdiendo los papeles con Elena: "Tú me traicionaste y te fuiste con Ferre".

Pero la discusión no acabó ahí sino que fue a más y Rodríguez apuntaba que "la amistad no entiende de ataduras. Soy muy mayor y conmigo no van las amistades tóxicas. Me siento muy libre".

Pero la superviviente lo decía elevando el tono, por lo que Rocío se veía incapaz de hablar y mostraba su frustación: "Estoy hasta las narices. Me deja de mentirosa y de estratega. ¡Que me dejes hablar!", gritaba a su compañera en el mismo tono.

El caso es que el complicado momento vivido en la Palapa ha dividido a los supervivientes. La mayoría de ellos se quedaban en silencio durante el conflicto pero al final acababan posicionándose en un bando u otro. Sin embargo, Rocío echó en falta, una vez más, que Ana María Aldón diese la cara por ella frente a Elena.

Comenta esta noticia