González Pons reivindica ante Casado al PP como el "gran partido de centro"

González Pons, María José Catalá, Casado, Bonig, la diputada Belén Hoyo y el senador Fernando de Rosa.

González Pons, María José Catalá, Casado, Bonig, la diputada Belén Hoyo y el senador Fernando de Rosa.

El eurodiputado lidera la terapia que los populares han puesto en marcha tras la contundente derrota electoral y a las puertas de las elecciones municipales, autonómicas y europeas.

Esteban González Pons aprovechó la presencia de Pablo Casado en Valencia y de decenas de militantes para realizar un ejercicio de autoestima y de reivindicación del Partido Popular tras la debacle del 28 pasado. Un parlamento intenso y con reconocimiento con nombres y apellidos hacia dirigentes y militantes fallecidos, entre ellos el que fue cabeza de lista en las autonómicas de 1987, Giner Miralles, que es tío del candidato a la alcaldía de Valencia por Ciudadanos, Fernando Giner

Una introducción emotiva para, acto seguido, dirigiéndose a Casado, proclamar:  Somos el gran partido del centro derecha español, por este orden, primero centro y luego derecha". Esta declaración de principios estuvo adornada con un guiño personal: "Entre tú y yo, no creo que haya que hacer más cambio de rumbo que el de mirarnos a nosotros mismos y recordar a la gente los servicios prestados".

Ante las críticas que han surgido en la organización por lo que se considera un error de campaña virar hacia Vox o abandonar los postulados de extremo centro,  González Pons ha resaltado que el Partido Popular es el partido de las soluciones, no el partido de la ideología. "No somos ninguna de las dos copias del PP, porque somos el autentico PP".

Desde la terraza del Ateneo Mercantil, una institución centenaria , trasversal y representativa de la sociedad civil, el también candidato a las municipales (ocupa el último puesto) negó la división en su organización "como pretenden nuestros rivales, los que quieren que perdamos las elecciones, y no estamos derrotados como pretenden nuestros imitadores, los que cogen votos del centroderecha para que gane la izquierda. Estamos unidos y somos más fuertes que nunca con Pablo Casado de presidente", ha subrayado.

"El votante tiene la razón, es como el cliente" 

Casado, en la misma línea, citó a Rajoy, Aznar y Fabra (el último presidente de la Generalitat del PP) para defender la gestión de éstos y mantuvo que el PP sigue siendo una casa común del centro derecha. E insistió en que la división ha provocado una "tormenta perfecta" el 28 de abril. "En esta ocasión, los votantes han decidido que había otras opciones, y eso ha hecho que incluso teniendo entre todos más votos, se dividieran esos apoyos y pudiera seguir gobernando alguien que no lo está haciendo bien". Instó a decir "con muchísimo respeto, cariño y humildad" a la gente que "pueden confiar" en el PP. "Lo que no se una en torno al PP, se va a aprovechar por 'los Puigdemont'", dijo.

El líder popular emplazó a "aglutinar esfuerzos" para gobernar en alcaldías y autonomías después de las elecciones del 26 de mayo, con lo que los 'populares' podrán hacer "contrapeso" y "no dar carta blanca" al presidente del Gobierno.

 

Casado tuvo palabras de reconocimiento para González Pons, ya que está liderando "liderando de facto el grupo del Partido Popular Europeo que es la familia política más influyente de las instituciones comunitarias", y para la alcaldable María José Catalá. La comparó con "la gran Rita (Barberá)". "María José, tienes la raza, la garra y la piel que tenía Rita". Aunque todos los intervinientes se refirieron a a la "gran alcaldesa" solo Casado pronunció su nombre.

"Valencia necesita trellat"

"Queremos recuperar Valencia por los valencianos, porque creemos que merece volver a las manos de los valencianos", sostuvo Catalá para subrayar que el PP es el partido reformista y liberal que transformó Valencia y que no dará un paso atrás en la defensa de los derechos sociales, los derechos de la mujer de la libertad "frente a quienes quieren criminalizar a quienes no piensan como ellos".  Catalá que ha salido elegida diputada autonómica resalta que Valencia necesita "sensatez, sentido común, estabilidad  para generar empleo,  para reordenar lamovilidad , para desbloquear  la actividad económica".

Catalá se ha dirigido a González Pons para decirle que Valencia es la ciudad del runnig y los próximos días vamos a correr un maratón, en el que los 20 primeros kilómetros se corren con las piernas, y ahora sólo quedan diez kilómetros de correr con la cabeza y el final con el corazón para llegar a la meta llorando de emoción".

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP