18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El hijo de Donald Trump pone la nota polémica a la jornada con una foto "ilegal"

Los primeros datos oficiales de la decisiva jornada electoral en Estados Unidos confirmaron las peores sospechas del candidato republicano y dieron alas a Hillary Clinton.

Más de 100 millones de estadounidenses acudieron este martes a las urnas en unas elecciones decisivas en las que Hillary Clinton, candidata del Partido Demócrata, y Donald Trump, candidato republicano, sucederán al actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Hacía mucho tiempo que las encuestas en intención de voto no estaban tan reñidas y nunca antes se había dado el caso de que compitieran dos candidatos tan impopulares. Hasta el punto de que los estadounidenses se debaten entre votar a Clinton para que no gane Trump y viceversa.

Con este panorama, el candidato del Partido Republicano acudió a votar este martes junto a su mujer, Melania Trump, rodeado de la misma división de opiniones que generó toda su campaña, con aplausos y abucheos al mismo tiempo. Trump votó en Manhattan (Nueva York) entre estrictas medidas de seguridad. Poco antes, dos mujeres se habían quitado la camiseta para protestar contra el magnate neoyorquino y fueron evacuadas de la zona, según medios estadounidenses.

El candidato republicano confía en dar la sorpresa y alzarse con la victoria y dijo sentirse "muy bien" con los primeros datos. Trump también bromeó con los periodistas que le preguntaban por quién había votado. 

Con el que no hizo falta bromear fue con su hijo Eric, que divulgó una foto de su voto en las redes sociales a pesar de que las leyes electorales de Nueva York prohíben expresamente la difusión de imágenes de las papeletas electorales. "Es un increíble honor votar por mi padre. Ha hecho un gran trabajo por Estados Unidos", tuiteó el hijo de Donald Trump, que terminó borrando el mensaje ante la polémica generada. No en vano un total de 18 estados prohíben la difusión de este tipo de fotografías, mientras que en otros 12 la ley no está clara. El debate ha cobrado mayor relevancia en los últimos años a raíz de la irrupción de las redes sociales.

Por su parte, la candidata demócrata Hillary Clinton fue la más madrugadora en depositar su voto y lo hizo acompañada de su marido, el expresidente Bill Clinton, en la escuela elemental Grafflin, en Chappacua, una pequeña localidad del estado de Nueva York.

La antigua primera dama y el expresidente saludaron y conversado brevemente con los numerosos ciudadanos que se congregaron a las puertas del colegio electoral. La antigua secretaria de Estado aspira a convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos y los sondeos le dan una ventaja de entre tres y seis puntos sobre su rival republicano, Donald Trump, que este mismo martes puso en duda la transparencia de dichas encuestas que considera que "están mal a propósito".

Trump confía en ganar "muchos estados" este martes, entre ellos algunos que podrían ser clave para su hipotética victoria final como Iowa o New Hampshire. Así, aunque ha llegado a admitir que los sondeos no le dan como favorito, apostilló: "¿Quién sabe lo que ocurrirá?".

Sea como fuere el primer disgusto se lo llevó Trump porque fue Clinton la que se impuso en la isla de Guam, el primer territorio estadounidense en divulgar datos de votación y cuyos resultados suelen acertar con el vencedor final de las elecciones. Este territorio, ubicado en el Pacífico y 15 horas por delante del horario de Washington, ya ha contado los 32.071 votos depositados en las urnas para las elecciones presidenciales.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP