09 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Guardia Civil acorrala a los Mossos con un grave informe de "espionaje civil"

Agentes de los Mossos y Guardia Civil, en una imagen de archivo.

Agentes de los Mossos y Guardia Civil, en una imagen de archivo.

"Hasta tal punto llegó este interés que algún jefe de servicio llegó a ordenar que se realizaran fotografías a los vehículos"... un entramado para espiar el dispositivo de interior el 1-O-

La Guardia Civil acusa los Mossos d'Esquadra de espiar a los agentes de este cuerpo y de la Policía Nacional durante el referéndum ilegal del uno de octubre utilizando entre otros métodos "ojeadores civiles en puntos elevados". Así lo refleja un nuevo informe que ha presentado ante la Audiencia Nacional y que publica este sábado El Mundo.

Según la Policía Judicial, "una de las prioridades de los mandos" de la policía autonómica catalana "fue el interés por tener totalmente controlada la actividad operativa de las dotaciones policiales tanto de Guardia Civil como de Policía Nacional".

Añade el informe que "el dispositivo Agora de los Mossos situó patrullas fijas frente a comandancias y comisarías y también donde estaban las Fuerzas de Seguridad desplazadas a Cataluña como refuerzo". "A primera hora del 1-O", prosiguen los investigadores, "las Salas Regionales de mando emiten comunicados recordando que la prioridad es informar sobre movimientos de Guardia Civil y de Policía Nacional".

"Se dedicaron patrullas que prestaban servicio en vehículos comerciales (camuflados) a realizar seguimientos a convoyes de las Fuerzas de Seguridadteniendo especial interés en detectar dotaciones de paisano de Policía Nacional o de Guardia Civil", enfatizan los investigadores.

"Se comunicaban en abierto en las transmisiones de radio, la marca, modelo, color y matrícula de vehículos comerciales que sospechaban que pertenecían a Policía o Guardia Civil para que todos los indicativos de la zona estuvieran pendientes", prosiguen.

Según la Guardia Civil, "hasta tal punto llegó este interés que algún jefe de servicio llegó a ordenar que se realizaran fotografías a los vehículos". La Policía Judicial sospecha que el motivo era "avisar a los concentrados en los puntos de votación de la inminente llegada de la Guardia Civil y de la Policía para que formasen cordones humanos".

"Estas personas en ocasiones indicaban que en estos cordones humanos hubiera niños y ancianos", añade el informe. "Los indicativos llegaban a especificar que algunas de estas personas pertenecían a la Asamblea Nacional Catalana (ANC)".

La Guardia Civil denuncia asimismo "la existencia de cierta connivencia entre algunos responsables de los puntos de votación con los agentes de Mossos d'Esquadra que cubrían estos puntos". Sirva de ejemplo que "en la región policial de Girona" existió una comunicación entre los organizadores y la policía autonómica en la que los primeros explicaban la estrategia que iban a seguir si en ese centro se presentan las Fuerzas de Seguridad del Estado. "Los organizadores les explicaron que les harían un pasillo para dejarles entrar y poder llegar hasta las urnas y que estas las habían atornillado a la mesa".

Y es en este punto donde se deja constancia de la existencia de otras comunicaciones en las que los agentes de los Mossos "indican a su central que han situado ojeadores en un punto elevado que avisarían de la llegada de las Fuerzas de Seguridad del Estado". "Estos ojeadores eran personas civiles", apostillan.

"En relación con este punto hay que señalar que resulta significativo que las personas que están protagonizando un acto ilícito informen a uno de los cuerpos policiales cuya misión es impedirlo cuál es la estrategia que iban a seguir frente a la actuación de otros cuerpos policiales con la misma misión", indica el informe de la Policía Judicial. "Tenían muy claro que los Mossos no iban a actuar contra ellos y que su actitud iba a ser de total pasividad", afirman los agentes, que inciden en su "pasividad" y carencia de "celo profesional".

Comenta esta noticia
Update CMP