02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El verso suelto de Podemos baja a la tierra a Iglesias con un vídeo demoledor

Una de las dirigentes más carismáticas de la formación morada ha lanzado un aviso al líder de su partido ahora que ya es vicepresidente. No tiene desperdicio.

Las diferentes familias integrantes de Unidas Podemos comienzan a mostrar sus diferencias ahora que algunos han comenzado a caminar entre mullidas moquetas. Y es que las incongruencias entre los mítines que se pronunciaban en las plazas en 2015 poco tienen que ver con el discurso complaciente de Iglesias respecto a las decisiones de Pedro Sánchez por lo que el ruido en el entorno morado comienza a crecer.

Por ello, la primera que ha alzado la voz en el seno de Podemos ha sido la dirigente andaluza, Teresa Rodríguez que parafraseando a Sabino Cuadra ha lanzado un aviso a su compañero de partido: "Habrá que tragar sapos, pero por favor, no digamos nunca que los sapos están buenos".

De hecho, considera que uno de los "problemas que trae el pacto es situar al PSOE en el bloque del cambio y eso es arriesgado, porque no se puede trasladar a la sociedad que todo lo que se puede hacer es lo que hace el PSOE".

Además, ha señalado que "gobernar es de casta y lo sabemos porque gobernamos en Cádiz, pero por lo menos allí elegimos nuestras contradicciones y no tenemos que asumir las contradicciones de un partido que es uno de los pilares del régimen. Y es que el más importante pilar del régimen es el PSOE".

 También, ha cuestionado las intenciones del Ejecutivo que aseguraba que "este gobierno iba a ser el más progresista desde la Segunda República", recordando "que en 1982 se decía que se iba a nacionalizar la banca y se privatizó Argentaria, se privatizaron las empresas energéticas, había un discurso mucho más de izquierdas que el que hay ahora y se hizo todo lo contrario. Por tanto la desconfianza tiene que estar en nuestro ADN".

Por otra parte, ha considerado que "gobernar crea vínculos de adhesión y lealtad con los socios y más teniendo enfrente a una derecha que va a estar cada vez más ultramontana, eso va a generar unos vínculos con gente que no son de los nuestros".

 

 

Un aviso al PSOE

Por ello, ha insistido en que "el PSOE solo renuncia a lo que suele hacer cuando hay un movimiento social fuerte o cuando hay un competidor y eso le pasó con la llegada de Podemos, que le hizo virar y por eso Pedro Sánchez es secretario General del PSOE porque Podemos estaba ahí como fuerte competidor y por ello corremos el riesgo de perder ese espacio".

Además, ha lanzado un aviso sobre el nuevo gobierno ya que a su juicio "el PSOE no va a cumplir nuestras expectativas a nivel laboral y de eso estoy convencida y por ello hay que construir movilizaciones sociales para que este gobierno cumpla". Toda una declaración de intenciones que coloca a una parte de la formación morada frente a una de sus ministras, Yolanda Díaz, que tendrá que ver cómo los que ahora se sientan a su lado en el Congreso podrían colocarse tras la pancarta para criticar sus medidas al frente de la cartera de Trabajo.

Comenta esta noticia