25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado abronca a Batet por permitir ataques al Rey y denigrar a sus defensores

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet

Las interpelaciones y malos modos, con la figura del Rey como protagonista han encendido los ánimos en el Congreso, provocando la reacción de Casado

Pablo Casado se ha encarado este miercoles con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, exigiendo su intervención por las alusiones "ofensivas" al Rey que, a su juicio, se han escuchado durante la sesión de control al Gobierno.

El rifirrafe entre ambos ha tenido lugar tras el turno de preguntas al Gobierno y después de la enorme bronca que se ha generado por la situación creada por el Ejecutivo en torno a la Corona.

"No se puede agredir a las instituciones del Estado con la complicidad del Gobierno, no todo vale. Basta ya, señora presidenta", ha clamado el líder del PP, exigiendo además a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que retire del diario de sesiones las palabras de Gabriel Rufián que aseguraba que Felipe VI es un diputado más de Vox y que ha sido elegido por Franco.

 "Según el presidente del Gobierno, lo responsable es atacar al Rey y lo irresponsable defenderlo; es el mundo al revés", se ha quejado, apelando directamente a Batet, para continuar recriminando a la presidenta de la Cámara que "tiene la responsabilidad de no tolerar una acusación como la del señor Rufián diciendo que la Jefatura del Estado es autoritaria. Ya lo hizo Bildu en la sesión de investidura y usted no hizo nada".

Sin embargo, la socialista ha evitado dirigirse a Casado y ha insistido en que los discursos de sus señorías se enmarcan dentro de la "libertad de expresión".

Además, en tono visiblemente airado ha señalado que "a todos los miembros de esta cámara, por el bien de la convivencia, de la imagen y de la ejemplaridad que debemos a la sociedad, les pido respeto, contención y escuchar al que piensa distinto. En definitiva, pido educación. Esta sesión no es ejemplo de ello".

Pero ante la actitud de Batet, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también ha salido al paso: "Está quedando muy mal defendiendo a Rufián de decir barbaridades, y no dando la palabra a los diputados", ha zanjado Arrimadas.

Comenta esta noticia