26 de febrero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La franquista de España pone a Cuatro por las nubes y "angustia" a Omar Montes

Pilar Gutiérrez ha reaparecido en televisión no para opinar sobre Franco, sino para sorprender con una cena a unos invitados en su casa. Sin embargo, no todo ha salido como ella esperaba.

Pilar Gutiérrez, la defensora incondicional de Franco que se ha hecho famosa gracias a sus polémicas intervenciones en varios programas de televisión, se ha convertido en un auténtico personaje público. La mujer ha reaparecido esta semana en televisión, pero desempeñando un papel muy distinto al que nos tiene acostumbrados.

Pilar mostró su faceta como anfitriona en Ven a cenar conmigo. El programa de Cuatro ha puesto en marcha esta semana su nueva edición. Un espacio en el que también participó Omar Montes, ex novio de Isa Pantoja, así como otros dos comensales anónimos: Pepe y Eva.

Estos dos últimos se quedaron boquiabiertos mientras recorrían la casa de Pilar la cual, según ellos, olía mucho a gato. "Tiene ahí los excrementos. Creo que no es saludable vivir así", dijo Eva, tras ver que Pilar tenía colocado el arenero de sus mascotas al lado de su cama.

Tras pasar por la habitación, Eva y Pepe entraron en una sala en la que había un crucifijo y un retrato de Franco. "Ha sido el pasaje de terror", dijo la chica. "Vengo blanco. No tengo ni ganas de cenar", aseguró Pepe.

Sin embargo, uno de los momentos de mayor tensión de la noche se produjo cuando la cena estaba a punto de dar comienzo. El primer plato que había preparado Pilar les quitó el apetito a sus tres invitados. Omar Montes no fue ni capaz de probar lo que había cocinado la franquista. "Parecía comida para gatos y como he visto tantos gatos, me ha dado paranoia y no me lo podía comer. Me daban arcadas", aseguró el cantante.

"No me gusta que sean tan tiquismiquis", dijo Pilar, a quien no le gustaron las críticas de sus invitados. Una cena que no gustó a los comensales pero que, según la anfitriona, sí que hubiera sido del agrado de Franco. "A él sí le hubiera gustado mi berenjena", aseguró.

Sea como fue, a quien sí que consiguió meterse en el bolsillo Pilar fue a la audiencia. El programa se estrenó en su nueva temporada con uno de los datos más altos de la historia del formato. Ven a cenar conmigo logró reunir a 309.000 espectadores, alzándose con un 2,5% de cuota de pantalla.

Comenta esta noticia
Update CMP