Alicante reabre las playas sin las medidas de seguridad anunciadas por Barcala

Según anunció el Ayuntamiento el pasado sábado, todas las playas iban a estar sañalizadas con pasillos diferenciados de doble sentido y con otros que sólo permitirán entrar o salir de las playas. En El Postiguet, no lo están, y tampoco hay reparcelación de la arena que garantice la distancia social. De hecho, las críticas le han llovido al alcalde Luis Barcala desde el PSOE.

"Nos parece que han tenido tiempo de sobra para que nuestras playas estuvieran listas al 100%", ha dicho la portavoz adjunta del grupo, Trini Amorós, en un comunicado.

Amorós ha incidido en que se sabía desde el jueves que este lunes 1 la ciudad entraría en la fase 2, "lo que suponía poder volver a disfrutar de nuestras playas" para lo cual "ayer, 31 de mayo, el señor alcalde firmó un decreto de apertura de playas y zonas de baños a partir de este lunes".

En ese sentido, el PSPV-PSOE ha indicado que el decreto contempla medidas como "las sucesivas franjas paralelas a la de paseo y baño con una anchura cada una de ellas de cinco metros serán diariamente marcadas mecánicamente; dispondrán de poste de delimitación visual y estarán separadas unas de otras mediante caballones de arenas en toda su longitud, sin perjuicio de otras medidas de señalización que se incorporen posteriormente. Estas franjas están reservadas para el disfrute estático de la playa, tomar el sol y ser zona de juego de los menores".

Sin embargo, la edil socialista ha asegurado que este lunes han podido "comprobar que al menos en la playa de El Postiguet, l'Albufereta y Urbanova dichas marcas de separación entre los usuarios no existían".

"Nos parece imprescindible que se adopten todas las medidas de seguridad que desarrolla el Decreto firmado por Barcala para garantizar la salud de las personas, máxime cuando hoy el grupo Socialista ha comprobado in situ que ya están siendo utilizadas por los alicantinos y alicantinas", ha exigido

Para Trini Amorós, "la ciudadanía merece poder disfrutar de nuestras playas con todas las garantías sanitarias. Con independencia de cuándo llegue el turismo a nuestra ciudad y en qué fase. Por no prever, ni han previsto quitar el precinto de los lavapiés, cuando el propio decreto de alcaldía dice que se puede usar los lavapiés con calzado".

Por último, la concejal ha lamentado que cuando un decreto se dicta por parte del alcalde "no se tenga prevista las medidas a las que él mismo se obliga".

Por ello, el grupo socialista ha instado al alcalde a adoptar "todas aquellas medidas necesarias para garantizar la salud de los alicantinos y las alicantinas".

Comenta esta noticia