16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Villacís le hace el juego a Carmena y al PSOE con la memoria histórica

La propuesta de cambios en el callejero ha salido adelante apoyada por PSOE, Ahora Madrid y Ciudadanos.

La propuesta de cambios en el callejero ha salido adelante apoyada por PSOE, Ahora Madrid y Ciudadanos.

El Partido Socialista no sólo ha conseguido que la agrupación de Carmena se suba a su carro con la memoria histórica, ya que Ciudadanos se ha lanzado a apoyar el cambio de nombres.

El cambio de denominaciones en el callejero de Madrid en base a la Ley de Memoria Histórica aprobada durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha salido adelante gracias al apoyo de Ahora Madrid y Ciudadanos a la propuesta presentada por el Partido Socialista en el último Pleno ordinario del año.

El punto 20, aprobado con los votos de las tres formaciones, tan sólo ha encontrado la resistencia del Grupo Municipal del Partido Popular. La sorpresa la han dado los naranjas, con Begoña Villacís al frente, que no ha dudado en poner sus concejales al servicio de la propuesta de Purificación Causapié -el Grupo Socialista ha encabezado la propuesta- y Manuela Carmena -Ahora Madrid ha seguido la brecha abierta por el PSM- para aplicar la ley zapaterista. 

De esa forma, el Consistorio se da un plazo de cuatro meses para sacar adelante un Plan Integral de la Memoria de Madrid que supondrá la aplicación de las modificaciones en la denominación de calles y plazas de la capital. Dicho plan especificará el calendario, los criterios a seguir y el coste económico. 

El Partido Socialista se ha cobrado una victoria en la que Ahora Madrid ha sido un simple furgón de cola y Ciudadanos ha servicio como vagón de tracción con sus votos. Y es que el Grupo Municipal Socialista hizo del cambio de denominación en el callejero un eje de campaña política. 

La aprobación del Plan Integral de la Memoria de Madrid no ha estado exenta de tensiones hasta el punto de que la alcaldesa, Manuela Carmena, ha sido objeto de una demanda admitida por vulnerar la Ley de Memoria Histórica. 

Curiosamente, como reveló ESdiario, la acción contra Carmena fue desarrollada por un abogado vinculado al PSM y que llegó a ostentar cargos de representación en una Junta de Distrito de Madrid después de que el primer intento socialista por sacar adelante el cambio del callejero capotase ante la falta de apoyo de Ahora Madrid, que optó por la abstención.

El grupo que gobierna el Ayuntamiento de Madrid alegó entonces que estaba de acuerdo en el fondo pero no en las formas y en el plazo de tiempo establecido para sacar adelante la propuesta. 

Ahora, sin embargo, ha decidido cerrar el año subiéndose al carro de la propuesta socialista. Por eso desde primera hora de la mañana el perfil de Twitter de la agrupación a la que pertenece Carmena lleva pregonando que "cambiar el nombre de estas calles no es abrir heridas, es cerrarlas", exponiendo varios ejemplos de denominaciones que serán cambiadas entre los que se encuentran la Plaza de Arriba España, "lema franquista por excelencia", Hermanos García Noblejas, Caídos de la División Azul o varios nombres de generales entre los que se encuentra el de José Millán Astray, fundador de la Legión. En total, una treintena de nombres. 

Precisamente uno de ellos ha sido motivo de chanzas tuiteras. Se trata de la plaza a la que da nombre el periodista franquista Juan Pujol. Tanto el Ayuntamiento de Madrid como Ahora Madrid han confundido su biografía con la de otro Juan Pujol, conocido espía español que, bajo la apariencia de trabajar para los alemanes, fue clave para preparar el Desembarco de Normandía bajo el alias de Garbo.

La biografía oficial difundida por el Consistorio para explicar la retirada del nombre entremezcla a los dos personajes incidiendo en que "fue condecorado con la Cruz de Hierro de los nazis" y situando en lugar menos destacado la concesión de la Orden del Imperio Británico. Ni una palabra sobre el papel de Garbo en la preparación de la ofensiva en Normandía.

El equipo de gobierno también estudia la posibilidad de llevar a cabo una declaración de condena del franquismo cuando se cumpla el plazo estimado. 

Comenta esta noticia
Update CMP