Puig elige como candidato a la Alcaldía un "indepe" próximo a Podemos y EU

Francesc Sanguino, en el centro de la imagen.

Francesc Sanguino, en el centro de la imagen.

Ximo Puig ha elegido a Francesc Sanguino como candidato del PSPV-PSOE a la Alcaldía de Alicante. El president ha optado por una persona independiente, próxima a la izquierda más radical.

El PSPV-PSOE quiere recoger los votos de Guanyar-Podemos, partido en clara descomposición tanto a nivel provincial como nacional. De ahí que Ximo Puig haya apostado por Francesc Sanguino, director del Teatro Principal a propuesta de EU mantenido ahora por el PP y a quien se considera muy próximo a Podemos, como candidato independiente de los socialistas a la Alcaldía de Alicante. Una apuesta que intenta tender puentes con los partidos de izquierdas para reeditar un nuevo tripartito que pueda gobernar la segunda ciudad de la Comunitat Valenciana.

La decisión la ha tomado Ximo Puig previa consulta con Pedro Sánchez y José Luis Ábalos, que han dado por bueno la figura de un hombre muy preocupado por la cultura valenciana, en armonía con el concepto de valencianismo que defiende el president de la Generalitat, pero que no se sabe si va a encajar bien con el electorado alicantino, muy cansado de experimentos que han sido todo un fracaso. El ejemplo claro, Gabriel Echávarri.

Lo bueno, quizá entre comillas, es que parece ser que la agrupación local socialista está de acuerdo con este “mirlo blanco”. El ex senador Ángel Franco, hombre que controla el partido en Alicante, parece que esta vez no ha puesto inconveniente a este candidato independiente elegido a dedo. Eso sí, habrá que ver cómo evoluciona en las próximas semanas la candidatura. Porque la lucha va a estar en la confección de la lista electoral. Pero lo primero era tener una cabeza visible, y el PSOE de Alicante ya lo tiene.

A quien no ha sentado muy bien ha sido a Eva  Montesinos, la primera socialista que se postuló como candidata y que era la mujer de confianza del ex alcalde Echávarri. Su “fracaso” a la hora de ser investida alcaldesa –la tránsfuga Nerea Belmonte (Podemos) eligió con su voto al ‘popular’ Luis Barcala- marcó su destino político junto con la beligerancia que ha mantenido hacia Ángel Franco. Aunque lo más destacado ha sido el pulso que ha sostenido con Ferraz, al pedir unas primarias abiertas contra la opinión de Pedro Sánchez y el propio Ximo Puig. Ha sido precisamente esa decisión la que la ha condenado, de momento –nunca se sabe con el PSPV-PSOE- a ser mera espectadora en este proceso largo y tortuoso en busca de un candidato para el Ayuntamiento de Alicante.

"Progresista y de izquierdas"

Por otro lado, Francesc Sanguino, en sus primeras declaraciones, ha afirmado que trabajará "a partir de hoy" en la conformación de la lista que le acompañará a las elecciones municipales de mayo, un proyecto "progresista y de izquierdas" que asegura que encabeza "desde la ilusión".

Sobre su proyecto político para la ciudad, Sanguino señala que acaba de ser nombrado y todavía no ha sido ratificado normativamente por el partido, por lo que ha indicado que a lo largo del próximo mes se darán a conocer las líneas generales de lo que significa su candidatura.

Comenta esta noticia
Update CMP