21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez pierde el rumbo: se recorta el crecimiento y sube la prima de riesgo

El paisaje económico se llena de nubarrones con Sánchez: la prima de riesgo se dispara casi un 50%, el crecimiento es menor y la creación de empleo se ralentiza.

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa ya se nota sin ningún paliativo en la situación económica. Los principales indicadores económicos van a la baja frente a un Gobierno que aún no ha aprobado los Presupuestos de este año y que tampoco da muchas muestras de reacción.

La rebaja, hasta el 2,2%, de la previsión de crecimiento económico para este año es una de las señales más evidentes de la pérdida de pulso. Se ha debido al "mayor ajuste fiscal" que contendrán los Presupuestos Generales del Estado de 2019 al no haberse podido suavizar el objetivo de déficit, según anunció la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño.

 

Calviño explicó que los Presupuestos que aprobará el Consejo de Ministros se han elaborado con la senda de déficit del anterior Gobierno (1,3% del PIB) en lugar de con los objetivos que quería el Ejecutivo de Pedro Sánchez (1,8% del PIB) debido a que el PP "ha impedido" su aprobación en el Senado.

Por este motivo, justifica la ministra, el crecimiento económico para este año se ha revisado una décima a la baja, desde el 2,3% al 2,2%, a pesar de que los datos del último trimestre de 2018, "más positivos de lo esperado", y de que la caída del precio del petróleo, la subida del salario mínimo (SMI) y del sueldo de los funcionarios habrían justificado una revisión al alza de la previsión de PIB.

Datos demoledores

Y otro dado demoledor, aportado por el diario La Razón: desde que Sánchez tomó posesión el pasado 2 de junio, la prima de riesgo se ha disparado un 42%. Este indicador, que mide la diferencia entre la rentabilidad del bono español a diez años y el 'bund' alemán, estaba en 90 puntos básicos el 4 de junio, primer día laborable tras la llegada de Sánchez al poder.

A mediados de esta semana se movía en el entorno de los 128 puntos, lo que supone un alza de 38 puntos. Por otra parte, el bono español a diez años estaba el miércoles en un rendimiento del 1,5%, lo que supone un 13% más que el 1,33% que los inversores exigían a España en junio, cuando Sánchez se convirtió en presidente del Gobierno.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP