Vacaciones de Pedro Sánchez a cuerpo de rey

Lo de las vacaciones en el palacete de La Mareta es una provocación en estos momentos. Dos Falcón han trasladado a Pedro Sánchez y a su familia, en un momento de grave crisis económica

Y en plena crisis Pedro Sánchez ya descansa en La Mareta -un palacete que el rey Hussein de Jordania cedió al rey Emérito y pasó a formar parte de nuestro Patrimonio Nacional-. El otro día le echaba en cara a Santiago Abascal que se fuera de vacaciones por anunciar el líder de Vox que presentarían la moción de censura en septiembre.

Don Juan Carlos fuera de España y el presidente del Gobierno -en plena crisis sanitaria, económica y social- se despeja en Lanzarote. Con la que está cayendo en España, ¿dónde está el sentido de la responsabilidad del señor Sánchez?

Lo del palacete es un gesto de gran coherencia por su parte, vaya que si. Todo a lo grande y vacaciones a cuerpo de rey.

Muchas son las voces que apuntan a que la estrategia de Sánchez pasa por “quitar” de en medio a Felipe VI, ósea, su objetivo es la Monarquía y no el Rey Emérito. El tiempo dirá si esta teoría es cierta o sólo una especulación. El Presidente es sumamente hermético y dicen sus colaboradores que escucha a todo el mundo, pero él es quien decide todo en el último momento. Suponemos que a golpe de timón y un poco sin rumbo, a juzgar por sus actuaciones. 

Lo de las vacaciones en el palacete de La Mareta es una provocación en estos momentos. Dos Falcón han trasladado a Pedro Sánchez y a su familia, en un momento de grave crisis económica y con los rebrotes del virus multiplicándose de manera alarmante.

La cuestión de la Monarquía se ha convertido en el foco mediático de una España derrotada porque obviamente es más fácil para Sánchez e Iglesias hablar de Don Juan Carlos que solucionar los graves problemas de nuestro país.

 

Comenta esta noticia