25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Leticia Dolera atacaba los despidos por embarazo antes de hacerlo ella

Leticia Dolera alega que el embarazo es incompatible con mantener en su papel a una actriz ya fichada, pero ella misma criticaba ese argumento hace nada. Ésta es la prueba.

Leticia Dolera es una de las líderes en España del movimiento feminista #MeToo y, en calidad de tal, ha mostrado históricamente una oposición radical a cualquier excusa que intentara justificar comportamientos que, según sus propios parámetros, ella misma ha tenido al expulsar de una serie a una actriz ya contratada tras enterarse de que estaba embarazada.

La polémica afecta a Aina Clotet, que formaba parte del reparto de "Déjate llevar", la serie de corte feminista que dirige Leticia Dolera para la plataforma Movistar+. En ella iba a hacer un papel destacado que ya conocía y preparaba cuando fue despedida tras revelarle a la directora su estado de gestación.

 

Dolera ha intentado justificarse en la revista Elle alegando que el papel en cuestión no era compatible con la anatomía típica del embarazo, ya que la protagonista de la serie tenía que vestir de una manera determinada y participar en escenas de sexo que, según Dolera, requerían de un físico distinto.

 

Aina Clotet, en su Twitter

 

"Eso imposibilitaba que interpretara ese personaje en concreto estando embarazada. Si hubiera sido, por ejemplo, una monja y llevara el hábito, a lo mejor sí", intentó explicarse la directora y actriz, repitiendo argumentos que, en otros casos parecidos, provocaron sus críticas furibundas.

Así, en una entrevista con el diario El Mundo del pasado mes de febrero, Dolera no dudaba en denunciar las múltiples causas que a su juicio suponen una agresión a la mujer, y entre ellas citaba específicamente el embarazo y la maternidad con injusta causa de exclusión laboral.

 

En concreto, se le preguntó por la polémica de las azafatas de Fórmula 1, que perdieron su puesto entre quejas tras la campaña de Dolera y otros iconos feministas convencidas de que esa labor cosificaba a las mujeres.

Cuando ella lo criticaba

"No pasa nada, se iban a quedar sin trabajo igualmente en un tiempo, en cuanto engordaran, o se quedaran embarazadas o les diera por cumplir años". Y aún era más precisa al respecto de exigir que los poderes públicos intervinieran para evitar que la maternidad fuera un obstáculo laboral: "Seguimos pariendo, pero para eso también está la política, para compensar las desigualdades que puede conllevar la biología".

Ninguno de esos discursos le ha servido de mucho a Aina Clotet. Perdió su empleo en una serie autodenominada "feminista" y no consta que Dolera le ofreciera un papel alternativo en la misma.

Comenta esta noticia
Update CMP