13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Más mentiras: Junqueras se inventa una increíble teoría sobre la huida de bancos

Oriol Junqueras en Catalunya Radio.

Oriol Junqueras en Catalunya Radio.

La confirmación de que CaixaBank trasladará su sede social a Baleares tras la del Sabadell a Alicante pilló al vicepresidente en Catalunya Radio. Está de los nervios, pero no lo reconocerá.

Y después del Sabadell, se marcha CaixaBank. La confirmación de que el segundo mayor banco de España trasladará su sede social a Baleares ante la posibilidad de que el Parlament de Cataluña declare de forma unilateral la independencia ha terminado por desbaratar la gran mentira que había contado la Generalitat.

¿Qué era eso de que ningún banco se iría porque Cataluña representa el 20% del mercado español, como vaticinó Artur Mas en 2015? 

La confirmación del portazo de Isidre Fainé pilló al vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, Oriol Junqueras, en Catalunya Radio. Y lo más sorprendente fue el discurso que enarboló: según él, ambos bancos se quedan en los Països Catalans en vez de irse a Madrid, así que no hay por qué preocuparse.

Y dijo más: "La decisión de los bancos es de carácter temporal, como demuestra las sedes escogidas". Según su teoría, estamos en un mundo globalizado y en el siglo XXI, en el que "la gente opera en bancos de todo el mundo y la mayoría de estados europeos tienen cuotas de mercado con bancos nacionales del 30 por ciento, por lo que "en la mayoría las cuotas de mercado de bancos extranjeros superan el 70 por ciento".

Además culpó al Gobierno de Mariano Rajoy de presionar a CaixaBank y al Sabadell para que abandonen Cataluña, cuando el real decreto que este viernes aprueba el Consejo de Ministros para facilitar el cambio de sede social de las empresas (para que no necesiten aprobación de la junta de accionistas) se lo pidió CaixaBank al Ejecutivo.

Junqueras hizo un llamamiento a la calma cuando él es el primero que está de los nervios. Cuenta El Confidencial este viernes que, preso del pánico, Junqueras se vio con los presidentes de ambas entidades bancarias para convencerlos de que no se fueran, pero no hubo forma.

Los bancos no son el único frente abierto de la Generalitat. La operación salida incluye empresas de los más diversos sectores. Algunas tan unidas a Cataluña como Freixenet, cuyo presidente, José Luis Bonet, ha anunciado este viernes que propondrá a su Consejo un cambio de la sede social.

"Si realmente vamos a una declaración unilateral de independencia, habrá una salida importante de empresas de Cataluña, lo que causará un daño gravísimo", se ha lamentado Bonet en RNE, a la vez que ha vaticinado una "verdadera catástrofe". "Realmente es un despropósito".

Seguiría los pasos de Oryzon, la principal empresa biotecnológica de Cataluña, que esta semana fue la primera en anunciar su mudanza a Madrid. También se van a la capital de España Gas Natural, la textil Dogi y la empresa de telecomunicaciones Eurona.

Por su parte Abertis y la aseguradora Catalana Occidente debaten estos días si abandonar Cataluña. Y la prensa alemana da por segura la marcha de firmas como Volskwagen, Bayern y Lidl si se consuma esa declaración unilateral de independencia. 

Comenta esta noticia
Update CMP