13 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los terribles datos del imán de Ripoll que evidencian que algo está fallando

Inmediaciones de la casas del imán de Ripoll.

Inmediaciones de la casas del imán de Ripoll.

No era un desconocido para la Policía ni para los Mossos, ni tampoco para nuestra Justicia. El cerebro de los atentado había estado ya en la cárcel y era conocida su ideología radical.

Losdatos que se van conociendo del presunto cerebro de los atentados terroristas son cada vez más preocupantes. ¿Algo ha fallado en la seguridad para que estuviese sin control un tipo de semejante perfil, características e historial delictivo? A primera vista podemos pensar que sí. Y es que el imán de Ripoll (Gerona) Abdelbaki Es Satty, sospechoso de ser el líder de la célula terrorista que ha atentado en Barcelona y Cambrils (Tarragona), cumplió cuatro años de prisión en la cárcel de Castellón por tráfico de hachís, según han informado fuentes de la investigación. Estas fuentes han precisado que fue condenado a cuatro años de cárcel en 2010 y que cumplió condena en 2014, fecha en la que fue puesto en libertad.

El sospechoso de estar detrás de los últimos ataques terroristas en Cataluña fue sorprendido en 2010 en un ferri entre Ceuta y Algeciras con un cargamento de hachís, que finalizó con su condena por tráfico de drogas.

Según fuentes próximas al operativo, este individuo, de 45 años de edad, es un salafista radical y, por edad y perfil, podría haber actuado de líder del grupo terrorista, formado por 12 personas, de los que cinco murieron en el ataque de Cambrils.

Los Mossos han registrado durante varias horas la madrugada el piso del imán en Ripoll en busca de pistas y pruebas de ADN para saber si este podría ser uno de los muertos en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) del miércoles.

Relación con terroristas 11-M

En Ripoll, la policía autonómica ha realizado hasta ahora un total de nueve registros a raíz de los atentados, donde residían algunos de los presuntos terroristas. La operación sigue abierta, ya que sigue en busca y captura Younes Abouyaaqoub, miembro de la célula, y está por concretar su papel -si fue conductor de la furgoneta-, a lo que se suma la identificación del imán.

Por otro lado, según informaciones del diario madrileño El País, el imán de Ripoll mantuvo contacto con algunos de los terroristas detenidos tras el atentado en los trenes de Atocha el 11M de 2004. Aún así es más que evidente que no estaba siendo investigado y ni siquiera vigilado.

Comenta esta noticia