23 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La terrible confesión de Antonio Resines a Bertín: "Estuve a punto de morir"

El carismático actor, que colabora actualmente en 'El Hormiguero' de Antena 3, volvió este viernes a Telecinco para desvelar sus secretos en 'Mi casa es la tuya'

Antonio Resines es, desde hace décadas, uno de los actores más reconocidos del cine y la televisión en España. Más allá de inconmensurables interpretaciones como las de La buena estrella, en compañía de Maribel Verdú, su popularidad aumentó durante los años en los que protagonizó junto a Belén Rueda Los Serrano, una de las comedias más aclamadas -en términos de audiencia- por los telespectadores de Telecinco.

Actualmente, Resines colabora en El Hormiguero de Antena 3, pero este viernes regresó a Telecinco, de la mano de Bertín Osborne en Mi Casa es la tuya. Allí le ha contado una anécdota que sucedió cuando era joven. Estudiaba Derecho, estaba motivado por una conciencia “social cristiana” y pensaba que tenía que hacer algo por los demás, se pronunció “en contra del orden establecido”.

Fue así como llegó a encabezar una manifestación al grito de “Rector, bastardo, te has vendido al Pardo” que fue desde la Facultad hasta la Plaza de Castilla. Para llegar tuvieron que coger unos autobuses y entonces…

No se les ocurrió otra cosa que montarse en el autobús y exigir que les llevaran hasta la plaza. El auto estaba lleno de policías y Bertín se parte de la risa con ese improvisado y peculiar “secuestro”: “Me cayó una multa de cien mil pesetas. Mi padre no murió de milagro”.

 

Cuando el cáncer se cruzó en su camino

Sin embargo, la confesión que más ha impactado a Bertín Osborne y a los telespectadores ha sido en la que ha contado uno de los momentos más complicados de su vida, su lucha contra el cáncer.

Todo vino de unas repetidas caídas que sufrió Resines mientras iba en moto. El protagonista de Los Serrano acudió al médico, y al realizarle unos análisis vieron que tenía anemia. Ese resultado le llevó a realizarse unas pruebas más específicas que determinaron que lo que sufría era un cáncer colorrectal.

"Me lo cogieron justo a tiempo y muy localizado. Me dijeron que si me hubiera hecho una colonoscopia hace tres años no se me hubiese desarrollado el cáncer", explicaba Resines a Bertín.

Un diagnóstico de lo más precoz que sirvió para salvar la vida del veterano actor: "Me salvé de milagro".

 

Comenta esta noticia