22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Franco crea una Ejecutiva de 50 miembros para contentar a todo el PSOE de Madrid

El nuevo secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco.

El nuevo secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco.

Hasta las 5 de la mañana del domingo anduvieron tratando de llegar a acuerdos con el nuevo secretario general las distintas familias de un puzle socialista difícilmente reconocible.

El nuevo secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, ha logrado componer una ejecutiva regional conformada, en mayor o menor medida, por todas las sensibilidades del PSOE de Madrid. "Un numero desorbitado que traerá dificultades de funcionamiento", señalaron diversas fuentes del congreso. 50 miembros conforman un equipo que, dado su número, parece poco operativo a la hora de cumplir los objetivos del nuevo secretario general: ganar las elecciones autonómicas y municipales dentro de un año y medio.

Integración de las familias

Hasta las 5:00 de la mañana del domingo anduvieron tratando de llegar a acuerdos alrededor de José Manuel Franco las distintas familias de un puzle socialista difícilmente reconocible. El Teatro Municipal de Coslada, lugar donde se celebró el cónclave del PSOE de Madrid, era un hervidero de rumores y noticias.

La mayoría pedrista de Madrid se vio reflejada en una Ejecutiva, dominada de cabo a rabo por los hombres y mujeres de Pedro Sánchez. Una mayoría no exenta de diferencias que se revelaron por las posiciones de los unos y de los otros.

Sin embargo, los rivales de Franco en las Primarias no alcanzaron las expectativas que esperaban. Lógico tras la aplastante victoria de Franco (72%) frente a Lobato (20%) y Jabonero (8%). Ambos han logrado una espuria presencia en la Ejecutiva. Dos ha conseguido Lobato: Emilia Sánchez y Ángela González. Una solo tiene Jabonero: la histórica otrora poderosa Maru Menéndez.

Antonio Miguel Carmona por su parte ha logrado tener cuatro miembros en la Ejecutiva Regional del PSOE de Madrid: Javier Corpa, Macarena Elvira, María José Quijada e Isabel Carruena. Carmona declaró en un artículo en El País que no quería ocupar puesto alguno y ser militante de base, cuestión que fue criticada por muchos que vieron en su silencio pura estrategia.

El secretario general, José Manuel Franco ha preferido nombrar a su número dos, Carmen Barahona, como Secretaria de Organización

El que fuera candidato a secretario general hace dos años, Juan Segovia, sólo ha posicionado a un miembro en la Ejecutiva (José Manuel Dávila), así como la familia de Carlos Morales quien se ha colocado como único representado de su sector. La exsecretaria general, Sara Hernández, ha colocado a su mano derecha, Cristina González, si bien su secretario de Organización, Enrique Rico, ha sido defenestrado de cualquier órgano ejecutivo.

Por su parte, José Carmelo Cepeda, quien fuera jefe de comunicación en la campaña de Susana Díaz ha visto reforzada su posición metiendo a un miembro en la Ejecutiva (Pedro Barrero) y manteniendo línea directa con la dirección federal.

El sanchismo en silencio

Lejos de parecer monolítico, este congreso regional ha explicitado algunas divisiones en las huestes madrileñas de Pedro Sánchez. Reveladores han sido los silencios de Carmen López, ex miembro de la Ejecutiva Confederal de la UGT, o de Daniel Viondi, verdadero hombre de confianza de Pedro Sánchez, quien entra en la Ejecutiva Regional como Secretario de Desarrollo Global.

El nuevo secretario general, José Manuel Franco, uno de los hombres más queridos del socialismo madrileño, ha preferido nombrar a su número dos, Carmen Barahona, como Secretaria de Organización. Una mujer de talante y de gran confianza de Franco. Y, por su parte, repite Manuel Robles como presidente de la federación más convulsa de España como único alcalde en la misma.

Comenta esta noticia
Update CMP