17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Casa Velha do Palheiro, el encanto del aislamiento

El único Relais&Châteaux de Madeira se asienta sobre las colinas al este de Funchal, la capital del archipiélago portugués, y es un auténtico oasis de lujo y relajación, un destino perfecto.

El edificio en que se ubica Casa Velha do Palheiro fue construido a principios del siglo XIX como un pabellón de caza para el Conde de Carvalhal y transformado en hotel –el primer hotel rural de lujo de Madeira– en 1997 de la mano de la familia Blandy, su propietaria desde 1885 y dedicada al negocio del vino en la isla. Desde 2001 forma parte de la prestigiosa asociación hostelera Relais & Châteaux, un sello de calidad y singularidad que engloba establecimientos muy diferentes entre sí, pero unidos por unos valores en común como son el compromiso y la interactuación con el entorno en que se ubican, una gastronomía refinada basada en el producto de proximidad y la promesa de experiencias singulares y de un servicio de calidad, todo ello en emplazamientos de excepción.

Casa Velha do Palheiro está ubicado en lo alto de una colina, a siete kilómetros del centro de Funchal pero con total sensación de aislamiento en la preciosa isla de Madeira, conocida como ‘la perla del Atlántico’. El edificio, originario de 1804 y cuidadosamente rehabilitado, se encuentra integrado en el Palheiro Nature Estate, una finca de 120 hectáreas que tiene su propio campo de golf de par 72, un spa con piscinas cubiertas y al aire libre, y que alberga un jardín botánico mundialmente famoso por sus colecciones de hibiscos, buganvillas y camelias así como por sus ejemplares de árboles centenarios y sus más de 20 kilómetros de senderos naturales salpicados por miradores al mar que quitan el hipo.

 

El hotel dispone de 38 habitaciones, 5 de las cuales son suites y todas ellas muy espaciosas (las dobles miden 30m2, y las suites 60m2). En cada una de las estancias se respiran la historia de la “Vieja Casa” y el carácter hospitalario de la familia que durante más de 200 años la ha regentado. De la decoración, destacan los cálidos muebles de madera oscura y los grandes espejos clásicos, combinados con toques contemporáneos y con lo último en lujo y confort. Predominan los motivos florales –en las cortinas y ropa de cama–, así como las flores frescas naturales que siempre están presentes en sus estancias como una extensión de la riqueza vegetal del entorno que rodea el hotel.

Gastronomía a la altura

Dentro del propio hotel se ubica el restaurante Casa Velha do Palheiro, dirigido por el chef Rogério Calhau, quien desarrolla aquí una cocina basada en el recetario clásico portugués, enriquecida con sus amplios conocimientos de la cocina internacional y consagrada al producto fresco local. Su propuesta está arropada por la elegancia y la calidad del espacio, donde, de nuevo, predominan los adornos y las fragancias florales, y de sus mesas de caoba, vestidas con cubertería de plata pulida y vajilla Villeroy & Boch. En la misma finca del hotel, se encuentran también una encantadora casa de té, donde se ofrecen tartas y pastas caseras, snacks y helados artesanos, y el restaurante del club de golf, cuya privilegiada ubicación favorece unas inmejorables vistas panorámicas tanto del océano Atlántico como de la ciudad de Funchal. La gastronomía en Palheiro Golf Clubhouse Restaurant combina los sabores locales de influencia atlántica con tintes de la cocina mediterránea y algún guiño oriental.

Casa Velha do Palheiro dispone de uno de los campos de golf más bonitos de Europa, ubicado a 500 metros sobre el nivel del mar de manera directa y diseñado por el renombrado arquitecto de golf Cabell B. Robinson. Se trata de un campo de 18 hoyos en el que destacan sus espectaculares vistas al océano y su integración con el bosque, de exuberante vegetación subtropical, que rodea el complejo. También en la propia finca hay pistas de tenis, bádminton y croquet. El hotel organiza además jornadas de pesca en alta mar en su propio yate, el Balancal, así como salidas para disfrutar de avistamientos de ballenas y delfines.

Forma física y paz espiritual

El spa Palheiro es sin duda la última de las joyas de la casa. Estéticamente está totalmente mimetizado con el entorno natural que lo rodea, constituyendo un remanso de bienestar y relajación. Cuenta con piscina climatizada con chorros de masaje, ducha de lluvia y de cascada, sauna finlandesa y hammam turco, sala de relajación y cuatro salas de tratamiento donde se ofrece una completa carta de masajes (balinés, de piedras calientes, aromaterapia, etc.) y de todo tipo de rituales de belleza corporales y faciales, incluyendo los más novedosos del mercado. El spa de Casa Velha do Palheiro es, de hecho, el primero de Madeira en introducir el lifting facial no quirúrgico Caci Ultra, cuya función, diseñada para mejorar la textura de la piel y fortalecer los músculos de la cara, está avalada por 10 años de investigación médica.

Estamos en definitiva ante uno de los hoteles más completos de la cadena Relais & Châteaux, un verdadero refugio donde olvidarse del mundo y que transmite una sensación indescriptible de desconexión y aislamiento mientras se disfruta del encantador trato de todo su personal, de su increíble oferta deportiva y de uno de los parajes naturales más espectaculares que podemos encontrar a apenas dos horas de vuelo de Lisboa, que es una de las capitales más atractivas y brillantes de Europa del momento.

Dirección: Rua da Estalagem, 23. Funchal, isla de Madeira, Portugal.

Teléfono: +351 291 790 350

Más información: Casa Velha Do Palheiro

Comenta esta noticia
Update CMP