21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ducati actualiza las Scrambler, ahora más personalizables

Con diversas mejoras que afectan tanto a la ergonomía como a la dinámica en marcha, la café racer de la marca italiana quiere ofrecer un punto más de distinción a sus propietarios.

La Ducati Scrambler es una moto que se compra con el corazón. Un vehículo con el que sus propietarios buscan diferenciarse del resto de conductores que pueblan las carreteras. Ahora, con el lavado de cara que recibe, la personalización se amplía y se hace más diferenciada en todos los modelos de la familia retro de Borgo Panigale. A nivel tecnológico lo más destacado es la llegada del ABS en curva firmado por Bosch, lo que garantiza mayor seguridad. 

Aunque la estética resulta clave, una nueva suspensión con un tarado más confortable mejora la dinámica, y también montan un nuevo embrague hidráulico y un nuevo faro LED que aporta mayor visibilidad. A nivel mecánico la Ducati Scrambler sigue contando con un motor bicilíndrico de 803cc con 73 CV que resulta muy agradable en todo tipo de conducción tanto urbana como de carretera abierta. 

Los mandos de la instrumentación son nuevos y simplifican la navegación por los menús. El cuadro ahora da información de la marcha engranada y el nivel de gasolina, puntos importantes una vez en marcha. La plataforma multimedia de Ducati se hace más friendly, con lo que escuchar música, recibir llamadas o conversar con el pasajero a través de intercomunicadores es más sencillo.

 

Por modelos, la Ducati Scrambler Full Throttle recibe una nueva y llamativa decoración amarilla y negra, con un nuevo acabado para el asiento y un porta números en aluminio. La Cafe Racer está inspirada en la Desmo 125 GP y va decorada con los colores azul y gris de la mítica moto de carreras de la marca italiana, luciendo además el número 54 de Bruno Spiaggiari. La Desert Sled pinta su chasis en rojo y las llantas de radios en negro.

Comenta esta noticia
Update CMP