15 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Por qué PP, Cs y Vox se entienden después de las Elecciones pero no antes?

Tiene poco sentido que los tres partidos desperdicien miles de votos por no llegar a acuerdos antes de acudir a las urnas que, después de votarse, sí están dispuestos a sellar, quizá tarde.

 

 

El centroderecha lleva desde 2015 sacando más votos en la práctica totalidad de las Elecciones que la izquierda, con diferencias además en el CIS que llegaron a alcanzar los cinco puntos justo antes de la moción de censura de Sánchez a Rajoy interpuesta en el verano de 2018.

Y sin embargo, la combinación de la división del voto entre distintas siglas y la disminución aparatosa del apoyo a Podemos permitieron que, en las Generales del pasado abril, el PSOE conquistara la victoria y Sánchez pareciera un líder hegemónico pese a lograr el mismo resultado que obligó a Rajoy a repetir los comicios en junio de 2016.

Sobrepremio al PSOE

Un solo dato refleja este fenómeno con una contundencia inapelable: la suma de votos de PP y Vox, sin contar incluso con Ciudadanos, tendría ahora mismo la mayoría absoluta que sin embargo tienen los socialistas, sobrepremiados por un sistema electoral que beneficia al más votado y hace perder muchas papeletas al resto: algo de lo que el PP no puede quejarse, pues en el pasado el beneficiario era él y no quiso cambiarlo.

No tiene sentido que PP y Cs se entiendan después de las Elecciones pero no antes, con Vox incluido

En todo caso, y un contexto de posible visita a las urnas el próximo noviembre, los tres partidos del centroderecha tienen la obligación de estar a la altura de sus votantes y de intentar, por todos los medios, que su representación en el Congreso y el Senado sea acorde con la dimensión de los votos recibidos.

Madrid y Murcia como ejemplo

Para eso los populares han lanzado la idea de "España Suma", una coalición preelectoral que refleje antes de ir a votar lo que, en realidad, ya está pasando en muchos lugares cuando ya se ha votado: tiene poco sentido que PP, Cs y Vox se entiendan en Madrid o Murcia, por citar dos ejemplos, pero que sean incapaces de hacer de manera previa para sortear los efectos más perversos de la Ley D'Hont.

Los 123 diputados de Sánchez le hicieron vencedor y le legitiman sin duda para la presidencia, pero además demuestran el modesto resultado que el PSOE ha de lograr para ganar al resto si acude dividido a las Elecciones. Quizá PP, Cs y Vox pierdan algo de su identidad por aliarse de antemano, pero sin duda harán más justicia a lo que esperan sus votantes.

Comenta esta noticia
Update CMP