25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Celáa dice que la inmersión lingüística es como "mandar a hijos a Inglaterra"

La ministra de Educación considera que no hay problemas para el aprendizaje del español en las aulas catalanas y vascas y lo compara con mandar a los escolares a estudiar al extranjero.

Lo de estudiar el español en las aulas catalanas, vascas o gallegas resulta tan natural, según la ministra Isabel Celáa, como mandar a los niños a estudiar idiomas al extranjero. Ésta es la peculiar idea de la inmersión lingüística que tienen la ministra de Educación, según dejó dicho durante su comparecencia en el Congreso para avanzar las claves en la reforma de la LOMCE, que también incluye novedades sobre la enseñanza en lenguas cooficiales.

Celaá, que dejará vía libre a las autonomías para distribuir las horas de enseñanza en español y en otras lenguas, dijo que su propuesta trata de combinar el aprendizaje del español en las comunidades con otra lengua, cuyo aprendizaje también debe garantizarse. "Se hace hincapié en la necesidad de que todo el alumnado termine la educación básica con el nivel adecuado en la capacidad de expresarse oralmente y por escrito en una y otra lengua".

 

La ministra insistió en que con la reforma todos los alumnos terminarán la ESO con el nivel adecuado en ambas lenguas y defendió "el aprendizaje del castellano con la presencia adecuada de las lenguas propias de cada comunidad".

También hizo una defensa del modelo de inmersión lingüística. En su respuesta a los grupos, Celaá dijo que su gobierno no tiene "nada en contra" de la inmersión lingüística y defendió el sistema: "Es un procedimiento de aprendizaje de las lenguas legitimado por el Constitucional, si bien ha de ser compensatoria".

Y en este punto, puso varios ejemplos, comparando a los alumnos españoles que se ven obligados a estudiar en otra lengua cooficial por la imposibilidad de estudiar en castellano en nuestro país con extranjeros que vienen a España o niños españoles que se van a otro país: "Cuando una familia envía a sus hijos a Inglaterra, lo que va a hacer el niño o la niña es inmersión. Cuando un inmigrante que tiene una lengua distinta a la española viene al colegio a España, lo que va a hacer es inmersión lingüística".

"Perfectamente aceptada"

"La inmersión está perfectamente aceptada dentro de lo que significan herramientas para el aprendizaje de una lengua", sostuvo Celaá, y señaló lo apropiado de "la utilización vehicular de la lengua para aprender contenido".

La ministra, que fue interrogada en varias ocasiones sobre el incumplimiento sistemático de las sentencias en Cataluña, señaló que el nivel de competencia de los alumnos "en cada una de las lenguas" será "objeto de un análisis permanente por parte de los centros" que permitirá corregir "las disfunciones". Y señaló que "la utilización" de una u otra lengua "en ningún caso podrá ser objeto de discriminación".

Comenta esta noticia
Update CMP