21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un juez cerca al exjuez Garzón por conspirar contra el PP y apuntilla a Delgado

El exjuez Baltasar Garzón y la ministra Dolores Delgado.

El exjuez Baltasar Garzón y la ministra Dolores Delgado.

Los cambaleches en el caso Gürtel entre el exmagistrado de la Audiencia Nacional, la ahora titular de Justicia y el excomisario Villarejo están ya en manos de un juez.

La relación entre el exjuez Baltasar Garzón; la fiscal y ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado, y el excomisario José Villarejo se ha vuelto contra el polémico exmagistrado de la Audiencia Nacional, condenado y expulsado de la carrera judicial por prevaricación.

Un juez de Madrid ha admitido a trámite la querella presentada por Pablo Crespo, condenado a 37 años y medio de prisión por la primera época de actividades de la trama Gürtel, contra Garzón al que acusa de "confabular" con el comisario Villarejo la operación contra el entramado delictivo encabezado por Francisco Correa y "perjudicar al Partido Popular".

El caso ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid, cuyo titular Esteban Vega, estudiará si realmente estas dos personas están involucradas en la organización del operativo policial, tal y como se escucha en la grabación filtrada de una conversación que mantuvo el excomisario en 2009.

Según explica la querella, el excomisario general de Información Juan Antonio González y el que fuera jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) José Luis Olivera, el excomisario Gabriel Fuentes y el propio Villarejo se habrían reunido un día antes de la presentación de la querella de Anticorrupción, es decir el 5 de agosto de 2008, para la "construcción del caso Gürtel'".

Para el abogado de Crespo, Miguel Durán, estos audios ponen de manifiesto una presunta "confabulación instrumentada por el exmagistrado Baltasar Garzón, quien, junto con algunos mandos de la Policía, construyeron una causa ad hoc con la finalidad de perjudicar al PP".

El juez de Madrid entiende que los hechos "presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito/s de prevaricación" y por ello ha dictado un auto en el que admite a trámite de la querella.

Se da la circunstancia de que Garzón fue apartado de la carrera judicial por este mismo delito por ordenar escuchar a Correa, Crespo y otros investigados con sus abogados mientras se encontraban en prisión provisional; aunque la querella hace hincapié en que no tiene ninguna relación con este hecho.

Asimismo, el magistrado de Plaza de Castilla pide al decanato de la Audiencia Nacional que remita testimonio de las normas de reparto de los Juzgados Centrales de Instrucción en el año 2008, ya que, según la querella, Garzón asumió "de forma totalmente injusta, tanto en una dimensión formal (por vulnerar las normas de reparto de la Audiencia), como material (por instruir una causa que había sido previamente confeccionada para él)".

Comenta esta noticia
Update CMP