Benidorm pide que los ayuntamientos gestionen las depuradoras

Pleno del Ayuntamiento de Benidorm.

Pleno del Ayuntamiento de Benidorm.

El Ayuntamiento reivindica un cambio en la legislación porque la administración autonómica no cumple con su compromiso de ejecutar inversiones para la mejora de las instalaciones

Benidorm ha exigido hoy a las Costes Valencianas que se inicie el proceso para cambiar la actual ley sobre la financiación de las instalaciones de depuración, de modo que la gestión de las mismas corra a cargo de las entidades locales ante la falta de inversiones por parte de la administración autonómica, en este caso la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR).

La propuesta del equipo de gobierno ha sido respaldada por los dos grupos de la oposición, PSOE y Ciudadanos, y la reivindicación será trasladada también a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) para que se sume a la petición.

El gobierno local ha basado su propuesta en el enorme desembolso que han de realizar los municipios de más de 50.000 habitantes. Un pago que después no se corresponde con inversiones en mejoras en las plantas depuradoras, tarea que recae sobre la EPSAR.

José Ramón González de Zárate, concejal de Ciclo del Agua, ha insistido durante el pleno celebrado hoy en que el dinero del canon de saneamiento debería quedarse en los ayuntamientos para que estos lo destinen al mantenimiento y gestión de las depuradoras porque “no ha llegado ninguna inversión desde 2012 pese a estar comprometidas”.

El edil ha ofrecido algunas cifras que desmontan de por sí la actuación de la EPSAR en este caso. Así, desde el año 2011 la ciudad ha abonado a la EPSAR más de 50 millones de euros en concepto del canon de saneamiento. Sin embargo, el coste del mantenimiento desembolsado por la Entidad Pública ha sido en este tiempo de 38 millones. Es decir, hay una diferencia de doce millones a beneficio de la EPSAR “pero no se ha invertido ni un solo euro”. Mientras tanto, Benidorm ha puesto cinco millones de sus recursos para mejoras en la planta.

El vial de las discotecas

En el ámbito urbanístico, en la misma sesión se han aprobado las actas de pago por los últimos terrenos que quedaban por disponer por parte del Ayuntamiento para la construcción del conocido como Vial Discotecas en el polígono industrial, una nueva vía que unirá la variante de la N-332 con
la avenida Comunidad Valenciana y que posibilitará el desarrollo del Plan Parcial 3/1 sector industrial, en el que se implantará el futuro centro comercial de Benidorm.

El Ayuntamiento cuenta ya con la total disponibilidad del suelo necesario una vez culminados los procesos expropiatorios, lo que hará posible la licitación de la obra y lograr el visto bueno del Ministerio para poner en marcha un sector que acumula mucho retraso en su desarrollo.
De igual modo se ha aprobado el reglamento para la implantación del teletrabajo en el Ayuntamiento y dependencias municipales después de haber sido consensuado con las centrales sindicales en la Mesa General de Negociación. A grandes rasgos, pueden solicitar acogerse a esta modalidad de trabajo los empleados municipales que ocupen puestos que no requieran de prestación de servicios esenciales, salvo el personal eventual. El portavoz de Ciudadanos, Juan Balastegui, ha avanzado que presentará alegaciones al reglamento.

1,5 millones de ayudas al tejido empresarial

Otro de los puntos que ha centrado el debate plenario ha sido una moción del PP para modificar la LOMLOE, la conocida como Ley Celáa, con el fin de “garantizar los derechos fundamentales de los españoles recogidos en la Constitución”. El grupo socialista se ha pronunciado en contra, mientras PP y Cs han apoyado la propuesta.

En materia económica se ha aprobado una modificación presupuestaria de algo más de 1,5 millones para hacer frente a las nuevas ayudas al tejido empresarial local. Por un lado, con la devolución del 25% del impuesto de la basura y por otro con la entrega de 350 euros por participar en el
Concurso de Escaparatismo Navideño.

Por último, se ha vuelto a tumbar la moción del PSOE para la creación de unos bonos vacacionales con la finalidad de atraer al turismo nacional. Los socialistas proponían crear 60.000 bonos de 100 euros para gastar en establecimientos de Benidorm hasta el 30 de junio de 2021. El socialista Rubén Martínez ha lamentado que la medida no ha sido apoyada por el gobierno “solo porque no ha salido de ellos”.

Comenta esta noticia
Update CMP