Los dos grandes proyectos que han acabado en fracaso del Consell en la pandemia

Las conselleras Gabriela Bravo y Ana Barceló, el día 18 de abril, informaron sobre la apertura inminente de los hopitales de campaña

Las conselleras Gabriela Bravo y Ana Barceló, el día 18 de abril, informaron sobre la apertura inminente de los hopitales de campaña

Con la vista puesta en la desescalada, los dos millonarios proyectos, la rehabilitada escuela de enfermería de la antigua Fe y los hospitales de campaña, siguen sin entrar en servicio.

En pleno inicio de la escalada de contagios en esta crisis sanitaria, con una ratio de incremento medio de casos del 32% y un total de 541 infectados, el 17 de marzo de este año, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunciaba, dos días antes comunicar el inicio de las inacabadas obras de los Hospitales de Campaña, que la Conselleria de Sanidad iba a recuperar uno de los edificios ubicados en el antiguo complejo hospitalario de La Fe de Valencia, ubicado en el barrio de Campanar. Espacio que, si bien daba uso a determinados servicios sanitarios, como la Inspección Médica, la Unidad del Cáncer de Mama o el Servicio de Emergencia Sanitaria, se encontraba, en su mayor parte, cerrado desde hacía tiempo.

El compromiso fue que las obras, acometidas por la empresa pública Tragsa, estarían ejecutadas en sólo 10 días, en trabajo a tres turnos de ocho horas, permitiendo llegar a habilitar un área para control de enfermería dotado con 76 camas, de inicio, llegando hasta unas 170 camas para enfermos de coronavirus. Esta es la cronología de un proyecto fallido:

El sábado 28 de marzo, once días después del anuncio del Presidente Ximo Puig, en rueda de prensa, con 4034 infectados en la Comunidad y un incremento del 14% en nuevos casos, la Consellera de Sanidad, Ana Barceló, vino a anunciar, para sorpresa de los medios, no la finalización de las obras, sino que los trabajos de la tercera planta de ese edificio del antiguo hospital La Fe estarían concluidas"entre este domingo y el martes". Finalización de trabajos que hubiera supuesto un total de 92 camas disponibles entre las dos plantas para atender a enfermos de COVID19, que, ese domingo 29 de marzo, llegaron a alcanzar la cifra de 4784 contagiados en nuestra Comunidad, con 750 nuevos casos que representaban un incremento del 18,59%.

Desinfectar zonas con amianto

Obras no exentas de complejidad puesto que no sólo se tuvieron que reponer instalaciones eléctricas o de climatización sino que, además tal como informó la propia Conselleria, se tuvieron que desinfectar zonas y ejecutar trabajos en un edificio con problemas estructurales además de que las superficies disponen de un material cancerígeno, el amianto. Sustancia existente en los elementos estructurales que ya fue informado, el pasado 11 de abril, por ESdiario y denunciado por diputado grupo populars, José Juan Zaplana. El coste de la obras no ha trascendido pese a la petición de este diario a la conselleria.

El centro hospitalario de Campanar quedó, desde el 2010 y parcialmente, sin uso tras el traslado de la actividad asistencial del Hospital La Fe al nuevo centro que se construyó en el barrio de Malilla, habiéndose iniciado, en el 2019, los trabajos de desamiantado por el edificio de rehabilitación como trabajos previos a su demolición.

Informe desfavorable del Ayuntamiento

Además, en el pasado 2019, se terminaron las obras iniciadas en el 2018 para el trasladado del punto de urgencias a un rehabilitado antiguo mortuorio, no exento de descontento por parte de los sanitarios, puesto que al discurrir sobre una acequia, según fuentes sindicales, el personal ha venido trasladando quejas de malos olores y existencia de insectos en el centro de trabajo. Punto de Urgencias cuyos informes de ingeniería y urbanístico de final de obras que el Ayuntamiento de Valencia resultaron con el cuño de "desfavorable", por presentar problemas de accesibilidad y de protección contra incendios, entre otros, no habiendo podido obtener, de inicio, la licencia de obras y ambiental tal como consta en la documentación que el servicio de Licencias Urbanísticas remitió en el tercer trimestre del 2019 a la Conselleria de Sanidad.

El pasado jueves 2 de abril, habiéndose alcanzado la cifra de 6.308 contagiados en la Comunidad y con un incremento del 6,52% de nuevos casos, la conselleria de Sanidad volvió a anunciar que las obras de la primera fase habían concluido, encontrándose 92 plazas habilitadas para pacientes Covid19 y preveyéndose la entrada de 19 pacientes para ese viernes 3 de abril, en la que se dieron 316 nuevos casos en la Comunidad.

"Validación epidemiológica"

A fecha de 6 de mayo, con una cifra total de contagiados de 1.0537 pacientes y "sólo" 37 nuevos casos, según los datos del Ministerio de Sanidad que ha cambiado en varias ocasiones los criterios de contabilidad y sólo contando los PCR+, a este periódico no le consta entrada de pacientes en el Hospital habilitado en la antigua Escuela de Enfermería de Campanar, cuando ya ha pasado más de un mes del anuncio el pasado 2 de abril.

Según consta en la información general y asistencial que traslada el Departamento de Salud Valencia La Fe a sus trabajadores, en el edificio se ejecutando “tareas de acondicionamiento", pendientes, además, de "validación epidemiológica”.

Personal sanitario sin pacientes

A pesar de no estar en servicio y continuar ejecutándose tareas de acondicionamiento y pendientes de esa validación epidemiológica de las instalaciones habilitadas, a este diario sí que le consta que la Conselleria ha dotado de recursos sanitarios el recinto, que están presentes en turnos de 24 horas, aunque sin cometido asistencial alguno por falta de pacientes.

Recursos que, tal como nos fue comunicado por Sanidad, sí que se continúan empleando en los hoteles medicalizados puesto que, en el hotel de Valencia donde empezaron a recibir pacientes el pasado 26 de marzo, se ha venido atendiendo a una media de 56 pacientes contagiados de coronavirus derivados de distintos hospitales, quedando, a fecha de 5 de mayo, un total de 20 pacientes según ha informado la propia conselleria.

Hoteles sin inversión frente a 10,3 millones en hospitales de campaña 

Hoteles medicalizados que sí han resultado ser un buen recurso asistencial, puesto que han podido ser empleados dado que, estructuralmente y como instalaciones, sí que cumplían las especificaciones técnicas de seguridad que establece el Código Técnico de la Edificación, así como normativa de accesibilidad y no presentando condiciones de insalubridad ni ningún tipo de riesgo epidemiológico para la salud de los pacientes atendidos, que parece ser que sí padece el Hospital de Campanar o sufren los hospitales de campaña que, afortunadamente, no han tenido que ser utilizados, ya que, de por sí mismos, no cumplen especificaciones técnicas que garanticen la seguridad de los pacientes tal como ha informado este diario.

 

 Instalaciones seguras, la de los hoteles medicalizados, en las que no ha sido necesario acometer las cuantiosas inversiones en obras de adecuación y montaje, 10.280.930 euros, tal como informó este diario que sí han precisado, y continúan necesitando, los hospitales de campaña y el hospital de Campanar, en las que, además, ha sido posible habilitar, al contrario que en las otras dos instalaciones que aún no han sido habilitadas ni puestas en funcionamiento, servicios como catering, lavandería, limpieza o seguridad además de contar, según declaraciones de la Consellera, Ana Barceló y en cada planta, con dos médicos (uno por turno), una enfermera y un técnico en cuidados auxiliares de enfermería, así como celadores.

Esta semana se prevén novedades en los dos proyectos estella del Consell, que incumple criterios y normativa técnica en accesibilidad o protección contra incendios. La emisora de radio 99.9 informó de un contrato voluminoso de mantenimiento en los hospitales de campaña que gestiona la conselleria de Gabriela Bravo.

Comenta esta noticia