19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Eurovisión del 26-M: éstas son las canciones que les pegan a los políticos

Esta noche tiene lugar la final de Eurovisión 2019. ¿Qué canciones del mítico festival les van como anillo al dedo a los candidatos del 26-M?

Este sábado por la noche, buena parte de los españoles estarán frente a la pantalla para asistir a la final del Festival de Eurovisión 2019, que se celebra en Israel y en el que España tratará de llevarse el triunfo con La venda de la mano de Miki Núñez.

La contienda canora de esta noche llega justo una semana antes de la jornada de reflexión para las elecciones autonómicas, municipales y europeas. Nada mejor pues que mezclar Eurovisión y 26-M para conocer las canciones del mítico festival que les van como anillo al dedo a algunos de los candidatos más mediáticos y conocidos.

  1. Íñigo Errejón: El aspirante de Más Madrid a la Comunidad de Madrid llega a gala la fama que le han criado entre todos de que es un hombre encerrado en el cuerpo de un imberbe. Para el político que hizo lo más grande que nadie podía esperar en Podemos hace cinco años -dejar abandonado a Pablo Iglesias en su dacha de Galapagar-, Algo Pequeñito, de Daniel Diges:

  • Javier Ortega Smith: el abogado, diputado electo en el Congreso de los Diputados y candidato de Vox para el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith es un firme defensor de la unidad de España y cuando ha hecho falta, se ha puesto su uniforme de boina verde para tocarles las narices a los británicos a cuenta del Peñón de Gibraltar. ¿Qué más apropiado para la mano derecha de Santiago Abascal que Made In Spain, de La Década Prodigiosa?

  • Ada Colau: la alcaldesa de Barcelona y lideresa de Barcelona en Comú , que opta a la reelección -aunque ERC se lo va a poner difícil- llegó a la política ejerciendo de khaleesi de los desahuciados. Luego ya como regidora, ha sido incapaz de solucionar el grave problema de la vivienda de la Ciudad Condal. No obstante, en esta campaña electoral, intenta presentarse como una política irredenta que sigue fuera del sistema, Por ello, tal vez se sienta muy identificada con la canción con la que Portugal participó en la edición 2011 de Eurovisión: A Luta É Alegria (La Lucha es Alegría):

 

 

  • Manuela Carmena: la alcaldesa repostera de Madrid aspira a seguir llevando su espíritu juvenil al Palacio de Cibeles. La candidata de Más Madrid seguro que sonríe al recordar a las entrañables abuelitas rusas que asombraron al mundo en 2012 con su Party For Everybody (Fiesta para todos):

  • Manuel Valls: El aspirante de la plataforma apoyada por Ciudadanos para conquistar la Alcaldía de Barcelona es de origen catalán pero forjó su carrera política en Francia, hasta el punto de ser su primer ministro entre 2014 y 2016. El dúo Baccara ya predijo en 1978 que volvería a hacer política en su país natal:

  • Carles Puigdemont: Sorprendentemente, el Tribunal Constitucional ha permitido que el principal autor del golpe de Estado del 1-O, que continúa fugado de la Justicia Española, pueda presentarse a las elecciones europeas con  JxCat-Lliures per Europa. Abba también vaticinó, en Eurovisión 1974, dónde tendría su guarida el prófugo del procés.
  • Ángel Gabilondo: el aspirante socialista a la Comunidad de Madrid propone para la región las viejas recetas económicas de la izquierda: más impuestos y más gasto. Es decir, nada nuevo bajo el sol, como cantó la noruega Ase Kleveland en el Festival de Eurovisión de 1966:

  • José María González de Santos, Kichi: el podemita alcalde de Cádiz opta a la reelección. Por razones obvias, y transmutando mentalmente las sílabas del estribillo su canción eurovisiva es el desopilante esperpento con el que compitió España en 2008, de la mano de Rodolfo ¿Kichilicuatre?:

  • Isabel Díaz Ayuso: desde que empezó su carrera por la presidencia de la Comunidad de Madrid, la candidata del Partido Popular ha ido de polémica en polémica por sus espontáneos comentarios, como lo bien que está Madrid con los atascos de tráfico a las tres de la mañana o su reflexión sobre el “empleo basura”. Ella dice que los medios tergiversan sus palabra. Los británicos de Live Report, que participaron en Eurovisión 1989, se sentían igual que ella, cantando Why do I always get it wrong? (¿Por qué siempre me equivoco?):

  • Josep Borrell: el ministro en funciones de Asuntos Exteriores y cabeza de lista del Parlamento Europeo. Aunque es evidente que este exilio dorado ha sido interpretado como un regalo de Pedro Sánchez a los indepes, tal vez el veterano político siga preguntándose lo mismo que la irlandesa Linda Martin, la vencedora de Eurovisión 1992: Why me? (Por qué yo?):



Comenta esta noticia
Update CMP