19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Guardiola compara la lucha racial con el procés: hay más glorias que le apoyan

Pep Guardiola

Pep Guardiola

El ahora entrenador del Machester City supera todas las líneas rojas con este discurso contra España. No es un caso único: otras glorias deportivas le han secundado.

Guardiola sonó incluso como candidato del partido de Puigdemont, sea cual sea al final éste, a la presidencia de la Generalitat. Y méritos para ello, según los suyos, no le faltan: es, de largo, el deportista catalán que de manera más constante y pública se ha pronunciado en favor del procés, de la independencia y de los políticos presos por sedición y malversación, que gracias a Torra podrán disfrutar del tercer grado ya este mes.

Y ahora ha vuelto a hacerlo, con una comparación que refleja hasta dónde está dispuesto a llevar su cruzada el exjugador del FC Barcelona y de la Selección Española, actualmente consagrado a entrenar al Manchester City.

Porque, nada menos, ha metido en el mismo saco la "lucha" de los separatistas con la causa del "Black Live Matters", nacida tras la muerte de un ciudadano negro, George Floyd, a manos de la Policía en los Estados Unidos.

 

El míster unió esas causas al ser preguntado por la comparación entre los permisos que la Premier League da a determinadas protestas, como la racial, y a la sanción por otras, como el independentismo, que en su caso le costó una multa de 20.000 euros por lucir lazo amarillo en sus ruedas de prensa.

"Creo que todas las causas humanitarias han de ser defendidas y mi lazo amarillo fue por esto, por los políticos presos que están todavía en la cárcel por pedir a la gente que vote", volvió a decir por enésima vez, antes de lanzar un nuevo alegato víctimista.

"No se me permite llevar el lazo amarillo durante los partidos pero yo siempre lo traigo y lo uso. Ahora para el "Black Lives Matter", todo sea por hacer nuestra sociedad mejor. Creo que todo ser humano tiene que intentar estar ahí", remató.

No es un caso único

Guardiola, que estuvo jugando y entrenado en Qatar, un país que sí persigue libertades; no es un caso único. Casi tan célebre como él es Manuel Estiarte, mítico jugador de waterpolo, abanderado de España en Juegos Olímpicos y premio Príncipe de Asturias. Él también se sumó ya hace tiempo a la casa de su amigo y antiguo jefe, de manera estrepitosa.

 

Estiarte es inseparable de Guardiola y suscribe su posición: España es un país represor de los derechos de Cataluña

 

Colaborador estrecho y amigo íntimo de Pep Guardiola desde que ambos coincidieron en el equipo culé, el Jordan del agua suscribió ya hace dos años un discurso que colocó a España, según el  discurso de quien entonces entrenaba al Bayern de Munich, entre los países menos democráticos del mundo. 

Con Guardiola siempre

La transformación de Estiarte no es una sorpresa para quienes le seguían de cerca. Ya en 2015, suscribió con entusiasmo la campañana 'Guanyarem', un intento del separatismo por dotar a Cataluña de selecciones deportivas propias al margen de España camuflado, oficialmente, bajo una simple promoción del deporte catalán a la que se sumó el mismísimo FB Barcelona. Apenas dos años después, el club blaugrana encabezó la lista de apoyos al referéndum ilegal del 1-O.

"Que nadie me dé lecciones de vida porque he estado en seis JJOO y he defendido lo que tenía que defender y si ahora tengo una opinión esta es mía y sólo yo debo ser coherente conmigo mismo", decía Estiarte en una entrevista de hacer tres años en Sport que ya presagiaba lo que ahora es un hecho: el mito del deporte español nunca se sintió identificado con el país que, paradójicamente, le llevó a la gloria y le trató como uno de sus iconos.

Xavi Hernández, los hermanos Gasol o Gerard Piqué han sido más equidistantes en este asunto, aunque los dos futbolistas han protagonizado más episodios de cercanía al procés que los baloncestistas, tradicionalmente partidarios de la unidad de España pese a algunos devaneos, especialmente del pequeño.

Comenta esta noticia