09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias se guarda un arma contra Rajoy por la Operacion Lezo y tiembla Susana

Rajoy observa desde su escaño al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Rajoy observa desde su escaño al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Las palabras "moción de censura" comienzan a sonar por los pasillos del Congreso. Podemos prepara para después del verano una estrategia para obligar al PSOE a "retratarse".

"El PP no puede seguir gobernando". Con esta contundencia se expresó este jueves la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, tras desencadenarse la operación Lezo y conocerse la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Todo, además, en la semana en la que el tribunal del juicio por el caso Gürtel ha citado a declarar como testigo al propio Mariano Rajoy.

En los últimos días, Pablo Iglesias -que ofreció este mismo mismo miércoles a PSOE y C's desalojar a Cristina Cifuentes de la presidencia madrileña- ha trasladado a su entorno más próximo su estrategia de cara al nuevo periodo de sesiones que arrancará tras el verano.

Y las palabras moción de censura comienzan a cobrar fuerza. El líder de Podemos es consciente de que la iniciativa tiene pocas posibilidades de éxito pero, también, de que le proporcionaría importantes contrapartidas políticas.

Primero, obligaría al nuevo líder del PSOE a retratarse ante su electorado. Iglesias está convencido de que la victoria de Pedro Sánchez podría abrir un nuevo camino de relaciones entre ambos grupos en el Congreso. Si, por el contrario, la ganadora es Susana Díaz, deberá afrontar una más que complicada primera encrucijada.

Además, dado que ni Sánchez ni Díaz son diputados, Iglesias podría asumir de facto el papel de líder de la oposición en un duelo muy mediático con Mariano Rajoy. La corrupción del PP y la "trama" serían para el líder de Podemos asunto monográfico de ese debate, que puede dar a Podemos importantes réditos electorales.

En la maniobra parlamentaria, Iglesias buscaría además otro objetivo. Obligar también a fijar posición al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Según las fuentes consultadas por ESdiario, en la dirección de Podemos se defiende que la mayoría de votantes del partido naranja otorgaron un mandato de regeneración. Y que Rivera debería explicar, en ese hipotético debate de la moción de censura, su decisión de respaldar al PP en un momento tan delicado para los de Rajoy.

La primera pista de las intenciones próximas de Iglesias la dio este mismo jueves la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. Y lo hizo precisamente, en un encendido cara a cara con la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Rodríguez retó a la candidata a dirigir el PSOE a apoyar una moción de censura contra el presidente del Gobierno en el caso de que la lideresa logre ganar las primarias de los socialistas. Pero Díaz eludió ese espinoso debate: "El PSOE hará lo que tiene que hacer porque somos un proyecto autónomo en la defensa de Andalucía y de España", señaló.

De momento, Podemos allana el camino. Su diputada y secretaria de Acción Institucional, Gloria Elizo, ha anunciado este viernes que la formación morada se personará como acusación popular en el sumario judicial de la operación Lezo.

Comenta esta noticia
Update CMP