30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un plato de pasta muy original, ¡y tan fácil que te parecerá mentira!

Estos increíbles macarrones los puedes tener listos en menos de treinta minutos. Un plato abundante lleno de carácter

Estos increíbles macarrones con salsa de pimiento rojo, tiernas tiras de pavo y espinacas los puedes tener listos en menos de media hora. Un sabor que no pasa desapercibido

 

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: menos de 30 minutos

 

Ingredientes para 4 personas: 

400 gramos de macarrones integrales

1 pimiento rojo morrón

2 dientes de ajo

200 gramos de acelgas rojas o verdes

4 filetes de pavo

200 gramos de beicon

200 ml de leche evaporada

queso parmesano o pecorino

4 cucharadas de aceite de oliva

sal

pimienta

 

Preparación:

1.- Pon a hervir abundante agua en una cazuela. Cuando se encuentre en su punto más alto de ebullición vuelca los macarrones, remueve y deja que se cocinen hasta conseguir un punto al dente. Escurre y reserva siempre un poco de agua de la cocción.

 

2.- En un procesador de alimentos tritura el pimiento rojo limpio de nervios y semilla.

3.- Calienta el aceite de oliva en una sartén y fríe a fuego suave el pimiento triturado removiendo para que haga por igual. Cuando empiece a oler rico ralla los dientes de ajo e incorpora para cocinarlo todo junto durante un par de minutos más, siempre sin dejar de remover.

 

4.- Corta los filetes de pavo en tiras y añádelos a la sartén con sal y pimienta, remueve e incorpora el beicon cortado. Para que todos los sabores formen uno solo no dejes de revolver durante 3 o 4 minutos para distribuirlos y que se cocinen uniformemente.

 

5.- Vierte la leche evaporada…

… un cazo con el agua de la cocción…

…,y sube la intensidad del fuego revolviendo ocasionalmente hasta que comience a hervir que será el momento de rallar el queso para aportar un excelente punto de cremosidad.

 

6.- Vuelca los macarrones junto a las espinacas cortadas en tiras y mezcla muy bien para integrar todos los ingredientes.

Un poco más de queso rallado para terminar… y ahora sí, ¡listo para disfrutar!

Comenta esta noticia