10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

A Pablo Iglesias le crecen los enanos: guerra total de Podemos en Galicia

Iglesias, en un reciente acto

Iglesias, en un reciente acto

Podemos arde o se seca en media España, y Galicia es un ejemplo terrible para Iglesias: su grupo parlamentario se ha partido en dos y le ha regalado la oposición al PSOE.

Éramos pocos y parió... El remate del aforismo lo conoce todo el mundo, y encaja a la perfección en la situación de Podemos, que puso un circo hace años y le están creciendo todos los enanos. A Pablo Iglesias no le sale nada bien desde su mudanza polémica a Galapagar, y el último botón de muestra tiene categoría bélica: la guerra es total en Podemos Galicia, con su confluencia local, En Marea, devastada, dividida y con un enfrentamiento a muerte.

A la pérdida de las alcaldías emblemáticas de Santiago de Compostela, Coruña y Ferrol, se le suma ahora la división en dos del grupo parlamentario de En Marea en el parlamento gallego, con la mitad de los diputados rumbo al Grupo Mixto: se han cansado, dicen, de las injerencias de Podemos, que tras ensayar en 2015 las confluencias y marcas blancas en toda España, quiere ahora mandar con su nominación original o haciendo uso de su fuerza.

 

El boquete es de aúpa y bien público: cuatro de sus diputados han dado portazo a En Marea-Podemos, incluyendo a su último candidato a la presidencia que logró Feijóo, José Luis Villares. Es como si en Madrid, digamos, Gabilondo y sus máximos colaboradores hubiesen mandado a cocinar espárragos al PSOE, con una consecuencia tremenda: Podemos pierde en Galicia el papel de líder de la oposición al PP, puesto que pasan a ocupar los socialistas al tener más diputados que los dos grupos podemitas surgidos de la ruptura.

A palos

El sector Anticapitalista, tradicional dolor de cabeza para Iglesias, vuelve a estar detrás de una fractura que amenaza con extinguir el proyecto gallego de los morados y sus socios. Y no lo oculta en un comunicado público terrible para la cúpula, a la que señalan por sus  "formas manipuladoras y sectarias" que "transformaron el proyecto que entre tanto se construyó hasta hacerlo irreconocible".

Carolina Bescansa acaricia ahora un gato: ella desafió a Iglesias en Galicia y perdió. Ahora gana, aunque el botín es pequeño

Se desconoce reacción alguna de Iglesias, ufanado mientras en un objetivo que fuentes críticas de Podemos también consideran insuficiente: "Ya no se habla de proyectos para los ciudadanos, solo de si Pablo o Irene logran ser ministros de Pedro Sánchez. Es muy poca cosa para que lo dijimos al nacer", explican a ESdiario.

Seguramente lo corrobora la fundado Carolina Bescansa, enfrentada a Iglesias desde hace dos años pero derrotada por él en su último desafío: controlar ella Podemos en Galicia, justo el lugar donde todo ha saltado por los aires. No es una casualidad.

Comenta esta noticia
Update CMP