21 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias se enfrenta a su reprobación como vicepresidente por sus ataques al Rey

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, este miércoles en el pleno del Congreso.

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, este miércoles en el pleno del Congreso.

A iniciativa del PP, el Congreso ha vivido este miércoles el ensayo general del debate que dentro de quince días someterá a "juicio político" al número tres de Sánchez.

Ni un ápice se ha movido el ministro de Justicia, a la sazón Notario Mayor del Reino, del argumentario de La Moncloa sobre la campaña de deslegitimación de Podemos contra el Rey Felipe VI.

El discurso lo esbozó este martes la portavoz, María Jesús Montero, al minimizar los ataques de Pablo Iglesias y Alberto Garzón contra la Jefatura del Estado. Y el propio Pedro Sánchez ha renunciado en su duelo dialéctico con Pablo Casado este miércoles a poner tierra de por medio con su socio en el Consejo de Ministros.

Y el último en demostrar que el monarca esta solo en esta batalla ha sido Juan Carlos Campo. Y eso que el titular de Justicia ha dispuesto de una oportunidad inmejorable para desmarcarse del partido morado durante el debate -mucho más largo que las preguntas de la sesión de control- de una interpelación formulada por la portavoz del PP, Cuca Gamarra, que la diputada adelantó en ESdiario en su entrevista con el periodista Gonzalo Bans.

Gamarra contesta al ministro de Justicia: "Usted sí que se ha pasado tres montañas, las montañas del imperio de la ley"

 

Gamarra no se ha mordido la lengua y ha puesto voz al malestar de la mayoría de españoles por el linchamiento al Jefe del Estado desde el propio Poder Ejecutivo. La portavoz del PP ha acusado a Pedro Sánchez de haberse convertido en "rehén" de los "enemigos de España" y de estar promoviendo una "grave" crisis política e institucional al tratar de "controlar" el Poder Judicial, de "entregar" el Estado de Derecho a Bildu y los independentistas y de "revisar" el modelo de convivencia en España.

Singularmente, Gamarra ha cuestionado los últimos anuncios del ministro de Justicia referidos a la tramitación de los indultos a los condenados del procés y a la reforma del Código Penal para rebajar el delito de sedición.

Y  ha aprovechado para censurar una vez más la mesa de diálogo abierta con la Generalitat y cuyo único orden del día es, según sus palabras, "la destrucción de la integridad territorial". "Usted sí que se ha pasado tres montañas, las montañas del imperio de la ley", ha espetado al ministro desde la tribuna de oradores.

 

Campo no ha sorprendido y ha tirado del argumentario ya conocido. Ha replicado, desviando el asunto central del debate,  cuestionando que el PP presuma de compromiso con la Constitución cuando están bloqueando la renovación de órganos constitucionales como el CGPJ y le ha recriminado su "obsesión" por seguir tirando Cataluña "a la cabeza del Gobierno".

 

Campo ha admitido que no comparte las críticas del vicepresidente segundo y el titular de Consumo contra el Rey pero ha recalcado que defenderá "hasta la última gota" el derecho a la libertad de expresión de sus compañeros. "Todas la ideas son respetables", se ha justificado.

 

Al ministro de Justicia le ha tocado dar la cara por su compañero de gabinete, el vicepresidente Pablo Iglesias.

 

El ministro ha reiterado en varias ocasiones que no comparte las palabras de Iglesias y Garzón pero ha subrayado que defenderá siempre el derecho de cada español a defender su libertad de expresión: "La palabra lo sostiene todo y las ideas son todas respetables".

El debate de esta interpelación dará lugar dentro de dos semanas a la votación en el Pleno de la Cámara de la consiguiente moción en la que el PP pedirá la reprobación de Pablo Iglesias. Y ahí el PSOE estará obligado a volver a retratarse. Aunque su voto no será una sorpresa.

Comenta esta noticia