17 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La mayor rajada de la historia de Supervivientes puede ser letal para Pantoja

A Isabel Pantoja no se le veía, pero se le oía perfectamente.

A Isabel Pantoja no se le veía, pero se le oía perfectamente.

Cuando nadie le ve, puede ser o no ser... Pero cuando se pone a rajar y piensa que nadie la está oyendo se queda sola. Mala idea en un reality y ahora la broma le puede salir muy cara.

Ya se considera “la mayor rajada” de la historia de Supervivientes y es que, cuando creían que nadie les escuchaba, Isabel Pantoja se despachó a gusto con Chelo García Cortés y Omar Montes hablando de Alejandro Albalá, ex de su hija, y toda su familia.

A él le califica como “un mierda”, a su hermana como “la monja” y de su madre, Paz Guerra, dijo: “A la fea esa la hundo en dos segundos con dos frases”. Y es que la tonadillera está dispuesta a reclamar en los juzgados que le reparen lo que han dicho de ella.


Aludida, Paz Guerra respondió en exclusiva para Sálvame: "No he hablado de ella, pero si quiere que la ponga (la demanda), entonces lo que he callado se lo contaré al juez". Además, no cree que Isabel tenga capacidad para hacerle daño: "Ella no necesita nada para hundirse, ella sola se está hundiendo".



Por otro lado, Paz sacó las uñas para defender a sus hijos. Le recordó a su exsuegra que Alejandro solo tenía 20 años cuando empezó con Isa Pantoja, que era estudiante y no era ni millonario ni hijo de millonarios. Además, no le ofende en absoluto que llame a su hija "monja": "Estoy encantada de que digan eso de mi hija y no se refieran a ella con otros adjetivos".

"Que cuente cosas más interesantes, que tiene muchas", le sugirió Paz, que terminó diciendo: "A ver si suelta una perla, pero de las ciertas".

Comenta esta noticia
Update CMP